La proverbial villa de Cayo Juan Claro

2 146

Puerto Padre.- El olor a salitre, el sonido del mar y el vuelo de las gaviotas le indican al viajero la llegada a Cayo Juan Claro, comunidad que adoptó el nombre de un pirata español, único habitante de esta islilla en época de filibusteros.

A los pies del majestuoso atlántico se erige el asentamiento poblacional, dueño del estrecho canal de acceso a la bahía de bolsa de la ensenada puertopadrense y génesis de la polémica sobre la llegada de Colón a América por estas tierras.

La moderna terminal de azúcar a granel inaugurada por nuestro Comandante en Jefe en 1978, para humanizar el trabajo de estiba, sustituyó al viejo espigón construido en 1910 para embarcar las producciones de los ingenios de Chaparra y Delicias.

Por esta causa se hizo necesario unir al poblado con tierra firme y construir un pedraplén de alrededor de 800 metros de largo.

Pedraplén. Foto de archivo

Sin embargo, pocos conocen que este fue el primero de su tipo que se construyó en Cuba y que por la naturaleza de su concepción, figura entre las siete maravillas de la ingeniería civil de todos los tiempos, en Las Tunas.

Con nombres singulares de personas y comarcas convivieron siempre los habitantes de Cayo Juan Claro, hecho que le imprime un sentido de pertenencia a su querido islote y que no les permite alejarse de él, aún cuando los mosquitos y el sol ardiente del verano hagan casi insoportable la vida en el lugar.

Lazareto, Los Coquitos, La Punta de Pepe, La Playita Ho Chi Min, El Bañito, El Fuerte del Pedraplén y al frente Cayo Puerco, son algunos de los seudónimos que le ofrecen pinceladas insólitas a la comunidad, ubicada al norte de Puerto Padre, y que heredó estos motes de representantes de la “The Cuban American Sugar Company”, arrendataria del poblado, en la época de la neocolonia.

Comunidad de Cayo Juan Claro. Foto tomada de la página de Facebook de: Pa Puerto Padre me voy

Las familias Pérez, Márquez, Barles, Ramos, Piñón, Varona, Herredía y Avino, forman parte invariable en la historia del vecindario costero que llega hasta nuestros días con algún miembro de estas proles habitando aún la casa que los vio nacer.

Hay quien asegura que en las noches de luna llena se escucha todavía, entremezclado con los susurros nocturnos, el bullicio de los marines que bajan a tierra en busca de diversión en el bar de Juana Palmero.

Dicen también que oyen las maldiciones del fantasma de Poll, haitiano que emigró de sus tierras para quedarse a vivir justo en el lugar donde naufragaron sus sueños junto con la barcaza que zozobró en Cayo Puerco.

Leyendas aparte, lo cierto es que desde los más viejos de Cayo Juan Claro se transmite a los descendientes de cada generación, la pasión por una villa fundada de las raíces proverbiales de piratas, emigrantes, colonizadores y marines para formar la amalgama perfecta de autóctonos pobladores.

Niuvis Ivón Torres González
Niuvis Ivón Torres González

Directora de la Emisora Radio Libertad.

Ver todos los artículos de: Niuvis Ivón Torres González

Artículos en esta Categoría:

2 Comments

  1. Wicho 27 Mayo, 2019 at 12:06 pm

    Una familia de importante renombre y emblemática de este terruño son los González Espino, sin dudas, cuando se busca en la historia del lugar, es de las que más contribuyó en su momento. Ya hoy queda poca descendencia de ellos habitando en el Cayo Juan Claro.

  2. Rafael Antonio Escobar Concepción 22 Mayo, 2019 at 9:19 pm

    Mis raíces son puertopadrenses y como muchos he crecido escuchando las historias de Puerto Padre y de sus honorables ciudadanos, unos ya no están entre nosotros, otros se alejaron a tierras perdidas. Pero me complace poder leer artículos como este que nos acercan a lo que vivieron nuestros padres y abuelos; en mi poder tengo varias fotografías de la ciudad las cuales aun cuando me ocupan espacio en mi móvil jamás borraría; son un pedazo de lo que hoy soy, del legado de una de las familias más queridas de Puerto Padre; la familia Concepción Guillén.
    Gracias por publicar MEMORIAS VIVAS de una Ciudad que siempre formará parte de mis recuerdos.

Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Digital

Editor: Dallamy Liliana Escalona Zambrano
Webmáster: Yanet Acosta Valdés
Informático: Rubén Sobrado Martínez

Dirige Radio Libertad:

Directora: Niuvis Ivón Torres González
Subdirectora Prog. e Inf.: Karina Polo Tamayo
Informativo: Rosa María Pérez Santos