En ellos, el respeto de la vida misma

0 27

“La ancianidad es sublimemente sintética. Habla como los pueblos antiguos, en frases cortas, con grandes palabras. Todo se agranda al ascender: así es tan grande la cumbre del camino”, describe nuestro José Martí esa etapa de la vida, que gozosa de experiencia nos traslada saberes.

Hoy tienen fijado por la Organización Mundial de la Salud una fecha de exaltación y por qué no de garantías para el mejor cuidado.  El envejecimiento de la población es evidente. Cuba no escapa a ello, estadísticas demográficas  acentúan que cada calendario inclina hacia personas de edad.

Puerto Padre, es uno de los territorios con cerca de un 22 por ciento de adultos mayores del total de sus habitantes.

Es de respetarles a ellos en cada circunstancia, como nos legara el Maestro  “La voz de los ancianos tiene algo de los otros mundos: tiene algo de religioso, de paz no humana, algo de revelación. Se tiene como una garantía de consuelo en las palabras de un hombre anciano”.

Porque todavía queda brillo en sus miradas; a pesar de las huellas que el tiempo ha dejado sobre sus rostros, en ellos se dibuja la picardía de la experiencia acumulada, les complace ser personas de la tercera edad y vivir en un país donde constituyen grupo poblacional con una atención estatal priorizada.

En toda Cuba la Salud Pública dirige un programa encaminado a proporcionar los cuidados necesarios en la comunidad, a través del médico y la enfermera de la familia junto a otros especialistas de la medicina; mientras el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, INDER, creó los círculos de abuelos para la práctica sistemática de ejercicios.

En pos de asegurar a abuelas y abuelos que los últimos años se vivan decorosamente surgieron también los hogares para su permanencia en caso de no tener familias; las casas de abuelos para la estancia durante el día y los mercaditos de la comunidad donde reciben la alimentación en cada jornada aquellos con bajo poder adquisitivo.

Hoy es un día singular por eso no les podrían faltar las letras consagradas a su nobleza. Al decir de Martí, el cubano mayor, “no hay cosa más bella que amar a un anciano”.

El primero de octubre es el Día Internacional de las personas de la tercera edad, instituido para evocar la participación de los adultos mayores en el desarrollo social y económico de la humanidad. De igual manera, se destacan los desafíos que se asocian al envejecimiento demográfico mundial.

La vejez es una gran fortuna. “Cuando habla un anciano el alma descansa, confía, espera, sonreiría si tuviera labios, su cabellera blanca tiene encanto especial”.  

 

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Periodista. Miembro de la UPEC.

Ver todos los artículos de: Rosa María Ramírez Reyes

Sitio web: https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Artículos en esta Categoría:

Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Digital

Editor: Dallamy Liliana Escalona Zambrano
Webmáster: Yanet Acosta Valdés
Informático: Rubén Sobrado Martínez

Dirige Radio Libertad:

Directora: Niuvis Ivón Torres González
Subdirectora Prog. e Inf.: Karina Polo Tamayo
Informativo: Rosa María Pérez Santos