De gastronómico a buscador de noticias

Mi gente

Él no pasa inadvertido, siempre anda preguntando, queriendo saber más para argumentar y contar relatos. Se sabe dueño de un olfato noticioso singular, será porque aprendió del mejor oficio del mundo en tiempos de escasos aparatos y pocos hacedores de informaciones, también porque el ejercicio diario le fue perfilando el hacer.Tiene como pocos la habilidad de ir delante del hecho, sí así mismo, es un reportero avispado, que en sus descripciones de la realidad va más allá de la expresión.

Sus rutinas productivas son ricas, provechosas. Se sabe conocedor de su pueblo, busca entre la gente sencilla y común los juicios atinados para informar.

A él no se le escapa ningún suceso, aporta, crea, regala su esencia humanista en sus reportes como genuino hombre comprometido con la profesión.

Oscar Peña Peña, el gastronómico de tiempos mozos que agradece a la vida enrumbar sus pasos a la radio allá por 1974.

En mis comienzos profesionales mucho tuvo que ver, por eso esta periodista siente deleite hablar de él, de sus enseñanzas, esas que se cimentaron en la calle, haciendo periodismo. Las madrugadas en la redacción, que en principio no entendía como me dieron frutos y eso Cachi, te lo debo. También el construir la noticia en el aire, porque hay que vivir ese momento para disfrutarlo.

Unas veces bravucón, otras, la mayoría, reflexivo, solidario, mi colega Oscar tiene en su pueblo de Puerto Padre y un poco más allá el mejor aliado.

Hoy cuando vuelves la mirada 42 años atrás, lo haces con la experiencia acumulada y hasta te apenas de los primeros escritos, sin embargo tienes el regocijo de acumular décadas en el mejor oficio del mundo.

Eres Oscar revelación suprema de sacrificio para ascender en la profesión, porque además de la constancia diaria, debiste emprender cinco años de encuentros en la Universidad de Oriente y obtener el título de licenciado en periodismo.

Cada jornada, cada encuentro, son para Oscar, al igual que el calor de la familia el goce supremo. Por eso venerables serán los días y los meses y los años por venir en tu ámbito laboral porque serán la continuidad de siembra fértil en esta nuestra emisora.

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *