Hugo Chávez

El amigo y la reivindicación de su pueblo

Opinión

Este 5 de marzo, los venezolanos de bien recordamos con tristeza la desaparición física del comandante presidente Hugo Rafael Chávez Frías, cuyo legado ha permanecido vivo en su pueblo como acto de lealtad y justicia cotidianas.Lo recordamos en todo momento como el hombre que inició la Revolución Bolivariana, un proyecto ideológico y social basado en el ideario del libertador Simón Bolívar y en las doctrinas de Simón Rodríguez, quien proponía que Latinoamérica inventase su propio sistema político.

Desde su asunción como presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Chávez emprendió el camino hacia el Socialismo, estableciendo transformaciones radicales, que representaron un vuelco en la sociedad venezolana.

Alentó conceptos novedosos respecto a la explotación agraria, en sustitución del ancestral latifundismo; rescató grandes reservas petroleras hasta entonces en manos de una exigua oligarquía; y reformó la Constitución, dándoles participación democrática y protagónica a todos los venezolanos por igual.

Para ellos el comandante Chávez instituyó las misiones bolivarianas, un grupo de programas sociales enfocados en derechos como Educación, Salud, Vivienda, Alimentación y muchas otras vertientes.

Pese a la manipulación mediática y a las maniobras de la oposición derechista, manejada por una élite adinerada, la obra chavista está en el conocimiento adquirido por cada ciudadano humilde, en el acceso a servicios básicos antes negados a las mayorías, a quienes se les reintegró su dignidad plena como ciudadanos y seres humanos.

Hoy por hoy se defiende esa línea ideológica de la llamada Revolución Bolivariana hacia el Socialismo del siglo XXI; sus simpatizantes catalogan ese Gobierno como democrático, participativo y progresista, aun cuando la oposición política y la disidencia se hacen cada vez más virulentas y agresivas.

Ante esa realidad, y honrando la memoria de Chávez, es que cada venezolano debe defender la patria amenazada, pues son los pueblos los que realmente hacen la Revolución, con la firmeza y la convicción de que debemos trabajar por los humildes y para los humildes.

Los jóvenes, niños, adultos y ancianos recuerdan al líder de la Revolución Bolivariana como el gigante de América Latina, y homenajearlo es no abandonar la lucha, seguir trabajando para construir más ciudadanía, más democracia, más justicia, más libertad y más igualdad.

El comandante Chávez, el amigo de América Latina, sigue vivo en cada corazón de quien lo ama, dentro y fuera de las fronteras venezolanas; pero sobre todo, en su pueblo, que creyó siempre en él, lo acompañó hasta su partida —hace cuatro años— y lo honra con la obra de cada día.

Radio Cadena Agramonte

Sitio web desde la provincia cubana de Camagüey.

http://www.cadenagramonte.cu/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *