Cuba espera lo más sensato: el fin del bloqueo

Opinión

Un grupo de exmilitares norteamericanos de alta jerarquía envió, recientemente, una carta al presidente de los Estados Unidos con el ánimo de influir a favor de la plena normalización de las relaciones de ese país con Cuba.

Este acto inédito, expone de manera abierta que es el gobierno de Donald Trump, a quien le corresponde intervenir sobre su Congreso para finalizar tantos años de hostilidad contra el pueblo y sistema social cubanos, hoy reconocidos por mayoría universal, incluso entre sectores de la llamada alta seguridad del país del norte.

Los remitentes son oficiales de primera línea, entre ellos generales que consideran segura a la Isla de Cuba para contribuir de manera natural y oficial a la protección de Estados Unidos, mediante el accionar conjunto sobre las drogas, emigraciones ilegales y el terrorismo.

Si bien entre las autoridades de ambos países hay mayor entendimiento, todavía es insignificante, por cuanto sigue vigente el control que ejerce el Congreso de esa nación para desarticular la arquitectura que una u otra administración fomentan, en aras de asfixiar a la Revolución Cubana, máxime la Ley Helms-Burton cuando fusionó medidas y cerró brechas a sectores opuestos al bloqueo económico, financiero y comercial.

La mayoría de los factores sociales y gubernamentales de Estados Unidos, imposibilitados de disfrutar nuestras bondades debido a trabas del Congreso, están interesados en acercarse a Cuba por su realidad y seguridad ciudadana, entre ellos el Turismo.

Aún con tales limitaciones, crece la presencia de viajeros norteamericanos a la Isla, mejora el funcionamiento de líneas aéreas, incrementan las visitas de personalidades que representan sociedades Económicas, Científicas, Estados, Alcaldías; todas y todos, en interés de influir en contra de las restricciones, tal como señalan los militares en carta a Donald Trump

Cuba espera lo más sensato, que triunfe la cordura sobre un acto genocida que inició Estados Unidos desde el propio Triunfo de la Revolución: el bloqueo económico, financiero y comercial, reconocido formalmente el 25 de Abril de 1961 y que todavía mantienen, como obstáculo principal para el avance en el proceso de normalización de las relaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *