Estudios ambientales contribuyen a enfrentar cambio climático

Estudios ambientales contribuyen a enfrentar cambio climático (+Audio e Infografía)

Las Tunas

La realización de estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo ante desastres de diferentes orígenes ha contribuido a establecer políticas para enfrentar y mitigar los efectos del cambio climático en Las Tunas, donde este fenómeno se agrava como resultado de los problemas ambientales que impactan en los ecosistemas de la oriental provincia, la más seca de Cuba.

Así lo confirmó a periódico 26 Reynol Pérez Fernández, coordinador en Las Tunas de estas investigaciones.

«La provincia—dice Pérez Fernández– ya tiene culminado seis estudios y trabaja en otros dos los cuales deben concluir en el mes de septiembre. Están a disposición de entidades y decisores los resultados de sequía, intensas lluvias, fuertes vientos, penetraciones del mar, incendios y enfermedades en animales. Actualmente se trabaja en epidemias y en fase de culminación peligro tecnológico. Todos dan el escenario actual y las vulnerabilidades que tenemos ante los retos del futuro. Se trata de investigaciones multidisciplinarias que facilitan el ordenamiento ambiental y la planificación territorial.

¿Se han encontrado evidencias del cambio climático en esos análisis?

«Quizás una de las más llamativas sea el retroceso de la línea de costa. Tenemos tres mareógrafos cercanos, uno en Nuevitas, otro en Puerto Padre y otro en la zona de Gibara, el de Gibara registra un aumento de 2,6 milímetros anuales, Puerto Padre 1,4 milímetro y Nuevitas alrededor de 1,2, o sea que no se comporta igual en todos los lugares porque depende de las características topográficas de cada zona pero no deja de ser alarmante y da evidencia de cómo pueden ir siendo afectadas las zonas bajas».

http://www.radiolibertad.cu/2017/05/09/dia-internacional-de-las-aves-puerto-padre-con-un-tesoro-bajo-su-techo-audio/

¿Cuáles han sido los resultados más significativos hasta el momento y en qué forman han contribuido a emprender acciones de adaptación?

En el caso del estudio de incendio se comprobó que fundamentalmente son de origen humano, solo ha habido un incendio por rayo, de origen natural, en una data que se escogió de 2000 a 2015 y la mayoría, más del 62 por ciento por negligencias. En la medida que se ha aumentado la conciencia ambiental, la señalización y la protección de los guardabosques, la incidencia es menor.

«Al acercarnos al fenómeno de la sequía determinamos las fuentes que colapsaban en una etapa severa y se buscaron otras alternativas.

En este acápite son muy importantes los hallazgos en el fenómeno d ela intrusión salina. Por ejemplo, en Puerto Padre el agua está por encima de un gramo por litro. Esa situación se complejiza porque Puerto Padre tiene alrededor de siete micro-acueductos y si se sigue extrayendo en la ciudad constantemente eso además de que no llueve y esa cuenca no se recupera, entonces lo que se está es salinizando esa cuenca.

Cuando se presentaron los datos sobre las penetraciones del mar se procedió a retirar las construcciones que estaban sobre la línea de costa pero aunque se ha avanzado mucho en el sector estatal aún no con la celeridad necesaria en el caso del sector privado.

Sin embargo, las vulnerabilidades y el riesgo crecen cada año.

«Los centros de gestión de riesgo deben jugar un papel más activo porque la reducción de riesgo es mucho más que la poda de árboles o la limpieza de canales, que hay que hacerlo, pero también es una mirada a las vulnerabilidades y cómo se van a resolver.

Al mismo tiempo es necesario ser más integrales en el ordenamiento territorial y el proceso inversionista, para no repetir errores del pasado y lograr ciudades más resilentes. Por ello es inexplicable que ante las tensiones para el acceso al agua haya lentitud en la introducción de clones resistentes a la sequía o la instalación de nuevas tecnologías agroecológicas».

Cuando cada vez son más evidentes los impactos del cambio climático en Las Tunas, expertos locales ponen en manos de decisores y la ciudadanía resultados científicos que más allá de alarmarnos se convierten en una oportunidad para decidir qué tipo de planeta queremos legar a nuestros sucesores.

Editado por: José Luis Pérez Parra.

Periódico 26

Diario digital de la provincia de Las Tunas, Cuba

http://www.periodico26.cu/index.php/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *