Bibliotecaria Rafaela Cantalló Cantalló

Día del Bibliotecario Cubano: Rafaela, perla en Puerto Padre (+Audios+Galería)

Mi gente

Corría el año 1978, cuando Rafaela Cantalló Cantalló inició su vida laboral como bibliotecaria, en el seminternado Frank País García, de Maniabón, a unos 12 kilómetros de la ciudad de Puerto Padre.

El amor a los libros y a la infancia, llevaron a Fela, como le llaman amigos y compañeros, a formar parte de ese colectivo.

Cantalló, quien reside en calle 3, número 107, Maniabón, es una mujer que al mirarla da la impresión de tener un carácter fuerte, sin embargo, la dulce sonrisa la delata al iniciar el diálogo y te roba los sentimientos más profundos en unos minutos.

De baja estatura y el pelo plateado por 40 años de trabajo consagrados en la biblioteca, muestran a una Rafaela que no puede vivir sino es entre libros.

Así, trascurren sus jornadas atendiendo a los alumnos, revisando los estantes, planificando actividades y creando nuevas estrategias de enseñanza.

Veinte jóvenes recibieron la tutoría de Fela y se graduaron como bibliotecarias, entre ellas Irma Hernández Infante, hoy su compañera de labor.

De forma similar, esta bibliotecaria ha recibido diversos reconocimientos por tutorar a alumnos ganadores de concursos a nivel de base, municipio, provincia y nación, entre ellos la pionera de 6to grado, Carla Silva Silva.

Rafaela Cantalló Cantalló siente orgullo de formar nuevas generaciones, para ella la biblioteca del seminternado Frank País García, es su segundo hogar, donde posee más de 3 mil libros de textos, la colección más completa del municipio.

Para quien está considerada como la bibliotecaria de mayor experiencia, en el municipio, no hay mayor emoción que recibir el abrazo de sus pequeños o el beso de quienes hoy adultos, la recuerdan como el primer día cuando la ven en la calle.

Los libros son parte de la vida de Rafaela Cantalló Cantalló, a quien le gusta leer desde niña y ese encanto de la literatura que la hace volar lejos, le hizo crecer tanto en la vida que hoy anda por Maniabón siempre repartiendo alegrías.

Fotos: Leidiedi Gómez Hidalgo.

[ngg_images source=»galleries» container_ids=»31″ display_type=»photocrati-nextgen_basic_slideshow» gallery_width=»600″ gallery_height=»400″ cycle_effect=»fade» cycle_interval=»10″ show_thumbnail_link=»0″ thumbnail_link_text=»[Mostrar miniaturas]» order_by=»sortorder» order_direction=»ASC» returns=»included» maximum_entity_count=»500″] 

[su_box title=»Día del Bibliotecario Cubano» box_color=»#1e7fd1″]Celebrando esta efeméride, recordemos a nuestro José Martí cuando expresó: ‘… títulos dan los reyes; pero de ennoblecimiento del alma, ninguno mayor que el que se saca de los libros’.

Antonio Bachiller y Morales
Antonio Bachiller y Morales

El 7 de Junio de 1812 nació en La Habana uno de los más insignes intelectuales cubanos: Antonio Bachiller y Morales, prolífico periodista, historiador, abogado y bibliógrafo. Una de sus obras más relevantes fue: “Apuntes para la Historia de las Letras y la Instrucción Pública en la Isla de Cuba”, importante contribución al conocimiento de nuestra historia cultural publicada en los años 1859, 1860 y 1861. En la misma aparecen las primeras bibliografías que se elaboraron en el país: Catálogo de libros y folletos publicados en Cuba desde la introducción de la imprenta y su lista de publicaciones periódicas publicadas hasta el año 1840, la cual se editó con el nombre de ‘Publicaciones Periódicas’ (Catálogo razonado y cronológico hasta 1840 ). Por esta razón se le llama a Antonio Bachiller y Morales ‘Padre de la Bibliografía Cubana’.[/su_box]

Leidiedi Gómez Hidalgo

Periodista. Miembro de la UPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *