Sondeo: canadienses culpan a Trump de tensiones en península Coreana

Del Mundo

Ottawa, 23 ago (PL) – La mayoría de los canadienses piensa que el presidente estadounidense, Donald Trump, es el culpable del agravamiento de las tensiones en la península Coreana y desconfía de su capacidad para manejar esta situación, reveló una encuesta publicada hoy.

La pesquisa, realizada por la empresa Abacus Data, mostró que el 84 por ciento de los ciudadanos consultados estima que las declaraciones de Trump echan leña al fuego en este conflicto.

Además, este segmento poblacional desea que el Gobierno del primer ministro Justin Trudeau estimule las gestiones diplomáticas para evitar una guerra entre Washington y la República Popular Democrática de Corea (RPDC, Corea del Norte).

De acuerdo con el sondeo, seis de cada 10 canadienses prestan atención al intercambio de acusaciones entre Estados Unidos y las autoridades norcoreanas y 69 por ciento de ellos considera probable que la Casa Blanca lleve a cabo una agresión militar contra esa nación asiática, que enarbola su derecho a disponer de los medios necesarios para su defensa.

En líneas partidistas, 91 por ciento de los liberales, 94 por ciento de los seguidores del Partido Nuevo Democrático y 77 por ciento de los conservadores estiman que las declaraciones recientes de Trump solo sirven para agravar la crisis en la península Coreana.

Trump amenazó recientemente a Pyongyang con llevar a cabo un ataque ‘de fuego y furia’ si las autoridades de la RPDC prosiguen el desarrollo de su programa nuclear y de cohetes balísticos, investigaciones que los norcoreanos estiman legítimas frente a las amenazas de agresión de Washington y sus aliados.

Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron el lunes los ejercicios Ulchi Freedom Guardian, con la participación de miles de efectivos, acciones que la RPDC considera un verdadero ensayo de invasión contra su territorio, por lo que prometió adoptar las medidas defensivas correspondientes.

En estas maniobras estarán presentes unidades de Australia, Reino Unido, Canadá, Colombia, Dinamarca, Países Bajos, y Nueva Zelanda, junto a unos 17 mil 500 militares estadounidenses y alrededor de 50 mil surcoreanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *