Sequía

Pacto con Irma.

Puerto Padre

Bien le vendría al municipio de Puerto Padre que el huracán Irma, sin daños colaterales, dejara suficiente dosis de lluvias, para recuperar de la sequía a los embalses y la cuenca hidrográfica.

Los reservorios del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos solo acumulan el 15 por ciento de la capacidad, con una reserva inferior al millón de metros cúbicos para evitar el agrietamiento del manto.

El periodo lluvioso, desde mayo hasta agosto, tampoco aportó   a la sostenibilidad de la cuenca subterránea, con serias afectaciones en Piedra Hueca, sede de un sistema de tuberías vinculadas al abasto de la capital provincial, planes agrícolas y otros compromisos.

Asimismo, en varios decenios de funcionamiento es la primera ocasión en que los objetivos socio-económicos dependientes de Aguada Línea, en Vázquez reciben el líquido desde Manatí, a través de un sistema ferroviario para suplir el déficit de uno de los acuíferos más prominentes del municipio   y la provincia.

Aún cuando resulte una alternativa nada amigable el total de instalaciones hidráulicas esperan con ansiedad los aportes de precipitaciones asociadas al huracán Irma, decidido a perturbar la tranquilidad ciudadana, casi en igual fecha del 2008 cuando en la noche del 7 de septiembre IKE nos visitó de mala manera.

A diferencia de aquel aciago día, las presas, micro presas y electrobombas en Puerto Padre, son ahora más óptimas y capaces de alojar MILLONES de metros cúbicos de agua a   cielo abierto o en profundidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.