Clara Rizo Fernández

Clara: bien clara desafiando la oscuridad (+Audio)

Mi gente

Puerto Padre, 17 oct (RL) – Clara Riso Fernández, es una mujer que distingue en la localidad de Vázquez, porque ante las adversidades de la vida se impone y así lo demuestra cada día.

Sus ansias de vivir plenamente las desarrolla desde la infancia junto a su familia, sin embargo, la salud en los primeros años no la acompañó en el afán de alcanzar la felicidad plena, los síntomas de una enfermedad le impusieron límites visuales.

La falta de visión total le llegó y con ello un vuelco a su mundo interior y exterior; a su decir, se vio en un agujero negro y llegó a sentir que nunca podría salir del atasco; mientras, sus padres la mimaban, tenía todo el cariño, pero eso no bastaba, Clara sentía la necesidad de vivir otras experiencias.

Puertas afuera de su hogar, comenzó hacer vida social, a través de la Federación de Mujeres Cubanas, donde ocupó responsabilidades en su bloque; también asumió tareas en los Comités de Defensa de la Revolución.

Su vida comenzó a llenarse de motivaciones: se incorpora a la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, ANCI, estudió BrailleEl braille es un sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas. Se conoce también como cecografía., practicó deportes dentro de esa estructura y coloreó sus manos con medallas en el lanzamiento de la Jabalina, Bala y Disco.

Al concluir con su quehacer deportivo, se impuso nuevas metas; llegó hasta la biblioteca Isael Cruz Saavedra, en su pueblo natal, Vázquez, donde encontró nuevos caminos de luz, gracias a la cálida acogida del colectivo.

Sus dotes de comunicadora aparecieron de inmediato y fue entonces que inauguró la Sala para Invidentes, hoy entre las más visitadas de la instalación.

Alcanzar el objetivo implicó estudiar más y capacitar a los usuarios en el sistema braille, para recomendarles obras de la literatura clásica, infantil, juvenil y de aventuras, promoviendo siempre la buena lectura. Hoy, además, con las habilidades manuales que ha alcanzado, es la restauradora de libros en la biblioteca.

Clara Riso Fernández agradece a sus padres, ya no están para seguirla guiando en su andar cotidiano, no obstante, cuenta con el colectivo de la biblioteca Isael Cruz Saavedra, su segunda casa, donde encuentra claridad para su vida, en medio de la oscuridad de sus ojos.

Le proponemos escuchar el reportaje a Clara Riso Fernández:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *