(De izquierda a derecha) Tony Alomá Serrano, FranK País, José “Pepito” Tey Saint - Blancard y Otto Parellada Hechavarría

Santiago en rebeldía por la patria

Puerto Padre

Puerto Padre, 30 de nov (RL) – Desde la ciudad heroica de siempre, los destellos de la libertad se hicieron notar. Luces necesarias para prender el combate abrían paso al desembarco del Granma.

Se levantaba aquel 30 de noviembre de 1956, Santiago, ciudad donde 3 años antes había echado a andar el motor grande de la Revolución con el Asalto al cuartel Moncada.

Bajo las órdenes de Frank País García, jefe de acción y sabotaje del Movimiento 26 de Julio, ese día se dieron magistrales lecciones de pueblo enrolado en la lucha por la verdadera libertad. La urbe oriental se convirtió en  auténtica multitud enardecida.

Disparos, pólvora en el aire, sangre hidalguía joven signaban cada encuentro en las calles santiagueras, los que habían quedado en las casas, abrían las puertas a los revolucionarios.

Era la primera vez que el verde olivo del uniforme marcaba al nuevo ejército, que vio truncado el  arribo del Granma, consecuencia de  mal tiempo.

Lo acontecido el 30 de Noviembre de 1956 en Santiago de Cuba, demostró el ímpetu y fervor revolucionario del  Movimiento 26 de Julio, como organización preclara en la lucha final. En las acciones perdieron la vida José “Pepito” Tey Saint – Blancard, Tony Alomá Serrano y Otto Parellada Hechavarría.

Del Levantamiento nos legó una de sus protagonistas, Vilma Espín Guillois:

“…el claro amanecer del 30 de noviembre no podrá borrarse jamás de la memoria…”

61 años después el recuerdo a la fecha signa nuevos caminos por venir en defensa de los mismos ideales que llevaron a Frank, Vilma y otros luchadores a levantar la heroica Santiago.

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *