Hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre

Mayor confort para el hospital Guillermo Domínguez

Puerto Padre

Puerto Padre, Las Tunas.- A Yosley la delata la emoción por la llegada de su bebé al mundo. Las pataditas en el vientre suelen calmarla. Entre contracciones y sonrisas hace planes a futuro y su mirada se pierde en la sala de Obstetricia, recientemente remozada, del hospital Guillermo Domínguez, en Puerto Padre.

Toda la incertidumbre de ser madre por segunda vez la invade de golpe, pero asegura que las buenas atenciones le devuelven la confianza: «El ambiente es maravilloso y las condiciones son excelentes», comenta mientras las enfermeras la acompañan hasta la hora de su alumbramiento.

Opiniones similares se encuentran en la mayoría de las salas que abren nuevamente sus puertas a la población. En otras aún el ruido de las palas contra el piso delatan las actividades constructivas, y en los pasillos se respira renovación, optimismo.

Doctor Aníbal Zalzabar García, director del Hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre.
Doctor Aníbal Zalzabar García, director del Hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre.

Hace apenas un año el «Guillermo Domínguez» mostraba un deterioro considerable en gran parte de sus instalaciones. El doctor Aníbal Zalzabar García, en su condición de director le cuenta a 26 Digital las faenas que han acontecido en el proceso constructivo.

«A raíz de una visita del Ministro de Salud Pública en el 2016 -puntualiza Zalzabar- se materializó la idea de mejorar las condiciones del hospital. Montamos un cronograma de ejecución en saludo al aniversario 35 de la institución que fue el 21 de septiembre del presente año y nos pusimos manos a la obra.

«La revitalización fue dirigida hacia tres aspectos fundamentales: la obra civil, la categorización hospitalaria, aumentar el nivel científico de los trabajadores y lograr la Condición de Colectivo Moral nuevamente. En saludo al Día de la Medicina Latinoamericana muchos departamentos lograron ratificar esa prestigiosa categoría.

Recomendamos: A Fidel el primer pensamiento en este Día de la Medicina

«La obra civil se llevó a cabo con el desempeño de las brigadas del Micons y fuerza de trabajo del sector privado. El proceso ha sido extenso. Llegamos a 43 objetos de transformación y se ha laborado en tres torres de hospitalización de las seis que brindan servicios».

En el ir y venir de las batas blancas y las caras serias de los pacientes hay una motivación especial por estos días. Su centro se levanta con mucho más confort que hace siete lustros, aumenta además la profesionalidad y el compromiso del personal.

NUEVOS AIRES

La sala de Cirugía, Neonatología, Terapia Intensiva y el departamento de Anatomía Patología cambiaron por completo sus fachadas e interiores. En la de Geriatría el panorama dista mucho del abandono anterior. Enfermos y acompañantes agradecen las buenas nuevas dentro de la instalación.

Maira Ávila asegura que antes este espacio del hospital era deplorable, los baños estaban en pésimas condiciones, los lavamanos no funcionaban y siempre había un olor muy desagradable porque los vertederos no tenían puertas. «Hoy todo es nuevo y limpio. Ahora da gusto estar aquí», comenta.

La enfermera Marianny Ferrer se suma a este criterio y agrega que el confort se refleja de alguna manera en el estado de los pacientes. «Finalmente el cubículo de los casos sociales está muy bonito, con televisión y clósets independientes para cada abuelito».

El doctor Maikel Fernández, vicedirector de Asistencia Médica, nos guía con orgullo por las plantas recién concluidas con falsos techos y nuevas luminarias. Muestra además lo tres cubículos destinados a la atención médica internacional que contribuirán a las recaudaciones de la institución.

«Ha sido un gran reto -comenta Maikel- mantener todos los servicios activos durante el proceso constructivo. De las 11 salas de hospitalización tuvimos funcionando solo cinco durante todo el año. Y mantuvimos la cobertura a la población de Puerto Padre, Jesús Menéndez, una parte de Velazco y de Manatí».

UNA META QUE CULMINA

En saludo al 3 de Diciembre, Día de la Medicina Latinoamericana, otras salas recién remozadas abrieron sus puertas a pacientes como Maira, Yosley y otros tantos que llegan a este recinto de Salud en busca de cura. Muchas madres recibirán a sus hijos en esos predios, y con la garantía de que la mortalidad infantil y materna allí se mantiene en cero.

El presupuesto del Estado y la recaudación del uno por ciento de la contribución territorial han posibilitado que el hospital Guillermo Domínguez cambie su rostro a pasos acelerados. El proceso constructivo ha demandado muchos recursos y el sacrificio de su personal. Se impone, ahora, la necesidad de cuidar las instalaciones para que sigan velando por el bienestar colectivo.

Periódico 26

Diario digital de la provincia de Las Tunas, Cuba

http://www.periodico26.cu/index.php/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *