contaminación sonora

Puerto Padre: mucho ruido más acciones (+Audios+Infografía)

De Puerto Padre

La contaminación sonora o sónica es una de las problemáticas a las que no escapa la población del municipio de Puerto Padre, atacada en lo fundamental por la música que reproducen, por encima de los 70 u 80 decibeles, centros recreativos, ya sean particulares o estatales.

Los resultados de estudios científicos avalan que la capacidad auditiva del ser humano, cuando soporta sonidos por encima de los 80 dBA, comienza a afrontar problemas que pueden derivar en sordera y otros padecimientos, como problemas cardíacos, de hipertensión arterial y trastornos nerviosos.

Además, repercute en el estado anímico de la persona, provocando irritabilidad, agresividad, fuertes dolores de cabeza, insomnio, desórdenes digestivos, fallos de la visión, bajo rendimiento productivo…

La inquietud que suscita el crecimiento desmedido de los niveles de ruido en el municipio es, hoy, un incentivo para dar respuesta eficaz a un fenómeno social de impresionante libertinaje, a la que se suman carros con los claxon y bocinas, problema que más que preocupaciones, debe generar medidas.

En ello, trabaja una comisión territorial integrada por funcionarios de entidades como el CITMA, Dirección de Salud, Instituto de Planificación Física, Orden Interior, Fiscalía, Dirección de Trabajo y la Dirección Integral de Supervisión, medios de comunicación como Radio Libertad y Canal Azul.

Entre las disposiciones puestas en vigor figura que en establecimientos de la gastronomía y centros nocturnos cerrados solo se admiten reproducciones de audio de hasta 40 decibeles; las actividades recreativas no pueden ir en detrimento del descanso de las otras personas que no están involucradas en la misma; no se trata de limitar sino ordenar estas actividades, afirma Iván Alejandro Pena Merconchini, técnico de calidad en la dirección municipal de Gastronomía.

La contaminación acústica también se genera en talleres de transporte, ferrocarriles, la construcción y otros, por no respetarse las disposiciones, así se puntualizó a este sitio, el especialista en inversiones de la dirección municipal de Planificación Física, en Puerto Padre, ingeniero Arístides Pérez Jomarrón.

Además de otras normativas específicas para regular la contaminación sonora en el sector no estatal, el Decreto Ley 200 de 1999 contempla un sistema de medidas administrativas ágil, eficaz y flexible para cualquier ciudadano o entidad que infrinja la legislación ambiental vigente.  Los órganos reguladores, en Puerto Padre, están capacitando al personal y se preparan para hacer cumplir la ley.

1 thought on “Puerto Padre: mucho ruido más acciones (+Audios+Infografía)

  1. Ojalá se hagan cumplir las normas establecidas en esta materia, que además no es difícil de lograrlo, se habla en extremo de este tema en todo el país y no se toman las medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *