Cinco razones por las que Las Tunas será campeón… y viceversa

Deporte

Las Tunas.- La inédita final de la 57 Serie Nacional de Béisbol será el duelo entre la confianza del campeón y la ilusión del que lo reta; la madre de todas las batallas entre las dos artillerías de mayor calibre en el país, la disputa sin cuartel entre dos rivales que hace apenas tres años no habrían entrado en los pronósticos de nadie para luchar por la corona de Cuba.

Cada uno con sus armas, los mentores Pablo Alberto Civil y Carlos Martí buscarán desde este sábado llevarse toda la gloria. El primero, protagonista sin dudas del regreso del año y dispuesto a conquistar un título inconcebible hace solo unos meses; y el segundo listo para encaramarse a lo más alto del podio por segunda temporada consecutiva y demostrar que la tercera edad puede ser la etapa más productiva de una vida, siempre que la voluntad y el trabajo incesante lleven las riendas.
Ambos timoneles han guiado hasta aquí a dos grandes equipos, enriquecidos por ocho jugadores de refuerzo, pero con una base autóctona que sigue siendo núcleo y motor impulsor de sus victorias.
Alazanes y Leñadores juegan desde hoy la primera final oriental de la historia, un duelo de muy difícil pronóstico al que los dos conjuntos llegan, como veremos a continuación, con suficientes argumentos para reclamar la corona.
Alazanes de Granma:

Alazanes

1. Alfredo Despaigne: El regreso de Alfredo Despaigne es trascendental para los Alazanes, más allá de la forma deportiva en la que se encuentre tras sus primeras vacaciones en casi tres años. Además de su imponente estampa en el home plate, el cuarto bate granmense insufla confianza a su mentor, al equipo y a la afición, incluso sentado en el banco; y como ya hizo la temporada anterior, está en condiciones de aportar otro tipo de motivación a sus compañeros, luego de haber firmado un gran contrato y cumplido una tremenda campaña con los Halcones de Soft Bank en la Liga Japonesa.
2. Experiencia del campeón: Los Alazanes irrumpieron el año anterior por primera vez en una final y la ganaron de manera categórica, por barrida, ante los Tigres de Ciego de Ávila. Antes, tal y como lo han hecho ahora, eliminaron a los Cocodrilos de Matanzas, en ambas ocasiones el mejor equipo del Campeonato. Subidos a la ola de su inaudito triunfo, se fueron a la Serie del Caribe y varios de sus jugadores se incluyeron en la nómina al IV Clásico Mundial. Los dirigidos por Carlos Martí han ganado 10 de sus 11 últimos juegos en play off.
3. Line up: Después de la última ronda de refuerzos, Carlos Martí no sólo consiguió apuntalar su defensa con la incorporación de Yordan Manduley y Raúl González. Los dos jugadores internacionales redondean un line up explosivo, casi sin fisuras, en el que además de Despaigne sobresalen Roel Santos, Guillermo Avilés, Carlos Benítez, Geydi Soler y Yoelkis Céspedes. Los monarcas nacionales poseen, también, dos emergentes de lujo: el jardinero Raiko Santos, miembro de la Selección Nacional sub-23, y nada menos que el slugger Lázaro Cedeño, líder jonronero del Campeonato, con 20 vuelacercas.
4. Duelo particular: Durante la etapa clasificatoria, los granmenses se impusieron en siete de los primeros nueve partidos frente a los Leñadores y se convirtieron, junto a los matanceros, en los rivales más difíciles para el equipo de Pablo Civil. Más allá de las tres victorias tuneras para cerrar el duelo particular, los Alazanes se sintieron cómodos casi toda la campaña, e incluso fueron capaces de sacar más de una vez lo peor del elenco verdirrojo.
5. Roel Santos: El jardinero central granmense siempre ha sido un pelotero desequilibrante, pero su buena experiencia en el IV Clásico Mundial y la temporada completada en el béisbol japonés, le han dado una confianza extra a la hora de saltar al terreno. En su condición de hombre proa, Roel destrozó a los Cocodrilos en semifinales con sus atrevidos corridos de base. Con la artillería que le secunda, su acceso habitual a las almohadillas pudiera ser un peligro letal para el equipo tunero.

Leñadores de Las Tunas:

Leñadores
Leñadores

1. José Ángel García y el bullpen: Pablo Civil salió en busca de un seguro de vida en la última selección de refuerzos y lo encontró en el mejor relevista de la historia de la pelota revolucionaria. El artemiseño José Ángel García ganó dos juegos y salvó otro ante Industriales, y lidera un bullpen en el que Las Tunas posee hombres como el veloz camagüeyano Josimar Cousín (su recta llega hasta las 96 mph) y el también novel Diego Granados (12 salvamentos en la temporada). Además, el cuerpo de apagafuegos podría incluir al zurdo Yudiel Rodríguez (12 triunfos) y al diestro Yariel Rodríguez, en dependencia del rol al que sean destinados.
2. Dánel Castro: El tercer bate tunero anda por los 41 años en su temporada 24, aunque a juzgar por su rendimiento el tiempo no ha hecho más que consolidar su leyenda como bateador oportuno. En la 57 Serie, el «Héroe de Baltimore» no solo llegó a los 2 mil jits, sino que impulsó el empate o la ventaja 25 veces (líder), un departamento que encabeza en los últimos 20 años con más de 300 batazos a la «hora buena». En un equipo en el que destacan toleteros de la talla de Yosvani Alarcón, Alexánder Ayala, Yúnior Paumier o Rafael Viñales, Dánel sigue siendo un factor distintivo.
3. Ilusión: Para una provincia abonada al sufrimiento, con equipos sotaneros casi por decreto, acceder a la final de la Serie Nacional es un verdadero tsunami emotivo. Romper los malos presagios de quienes esperaron toda la temporada por el derrumbe súbito del equipo fue durante un tiempo factor de motivación para sus jugadores, aunque hace bastante que los ánimos de revancha le dieron paso a la autoconfianza y esta se ha traducido en ilusión. Ganar el Campeonato es un sueño largamente acariciado y de pronto posible para los dirigidos por Pablo Alberto Civil.
4. Remontadas: A lo largo de la temporada regular, los Leñadores consiguieron más de 20 victorias remontando en el último tercio de juego. En semifinales, su capacidad para luchar hasta el último out fue factor decisivo ante los Leones de Industriales, después de remontar en tres de sus cuatro éxitos. Los granmenses poseen un mejor bullpen con hombres de la talla de Yosver Zulueta y Raidel Martínez, aunque la inexperiencia de los dos jóvenes relevistas pudiera ser aprovechada por la trasnochadora ofensiva de Las Tunas.
5. Factor campo: El estadio Julio Antonio Mella ha vivido los días más especiales de toda su historia, hasta el punto de que se habla ya de la presión ejercida por la Casa de los Leñadores sobre un equipo experimentado como Industriales. Los tuneros convirtieron al «Mella» en un fortín a lo largo de la etapa regular, con 28 victorias en 42 encuentros, y en la postemporada han ganado tres de los cuatro choques efectuados como locales. Comenzar con par de encuentros como anfitriones y contar con la localía en los probables juegos 6 y 7 de la final, pudiera llegar a ser un detalle definitorio.

Periódico 26

Diario digital de la provincia de Las Tunas, Cuba

http://www.periodico26.cu/index.php/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *