Lidia Jorge Brito como el tabaco que sale de sus manos: morena, de suave aroma y fuerte espíritu (+Audio)

Puerto Padre

Puerto Padre, 27 de feb (RL) – El tabaco es oscuro, de mulato a negro, tal como luce su piel; es portadora, además, del aroma suave y característico del puro. Lidia Jorge Brito, tiene dones de cubanía como la afabilidad, carisma y alegría.

Desde los 16 años, se incorporó al oficio de tabaquera, en la fábrica, Vidal Navas Fernández, fundada en 1953, en Puerto Padre. Sus padres, Eduardo Jorge y Andrea Brito, no imaginaron que Lidia, llegaría a convertirse en imprescindible para la fabricación de tabaco, en el territorio, pero ella siente el orgullo de saber que la apoyaron en cuanto les dijo: “voy a ser tabaquera”.

El sostén de la familia fue el motor impulsor para el éxito, mientras, su esposo Julio Antonio, le ayudó junto a su mamá y a las hermanas Enriqueta y Sofía, con la crianza de sus hijas, Yuleisy y Yuneixy Noche Jorge.

En la calle 25 de Diciembre, número 63, en Puerto Padre, se ubica la casa de Lidia Jorge Brito, quien ha dedicado 44 años de su vida a la fabricación de tabaco, con reconocida admiración de los compañeros de oficio y su comunidad, satisfacción que lleva consigo porque se sabe como el tabaco: morena, de suave aroma y fuerte espíritu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *