Casa de cultivo La Siguaraya. Foto: Leidiedi Gómez Hidalgo.

Acciona La Siguaraya para convertirse en Centro de Referencia del norte cubano (+Audios+Galería)

Puerto Padre

Puerto Padre, 7 de mar (RL) – La colocación de nuevas cubiertas a las naves, es tarea que acometen mujeres y hombres de las Casas de Cultivo Protegido La Siguaraya, en Maniabón, a unos 8 kilómetros de la ciudad de esta cabecera municipal, para perfeccionar la estructura con 12 años de explotación y convertirse en Centro de Referencia de la parte oriental del país.

Hasta la fecha fueron techadas 20 y se espera suministro para los 18 restantes, con el fin de concluir la labor antes del verano.

Asimismo, como parte del proyecto de mejoramiento, una brigada especializada de la Agricultura, en la provincia de Las Tunas, trabaja en la automatización del sistema de riego, lo cual permitirá programarlo para cada estructura, en dependencia del cultivo.

El ingeniero, Rolando Fernández Rodríguez, jefe del módulo, dijo a este sitio digital, que poseen nueva tecnología y como resultado del proceso recuperativo, tras las afectaciones provocadas por el huracán Irma, mantienen en producción el área semiprotegida.

Fernández Rodríguez, argumentó, que tienen, además, la documentación para ejecutar, a partir de este mes, una minindustria en áreas del establecimiento, acción que forma parte del proyecto de desarrollo local con respaldo de 70 mil pesos en moneda nacional y 22 mil en pesos convertibles.

Aumento de fuentes de empleo e ingresos superiores, serán resultados de las acciones de reparación que se ejecutan en las Casas de Cultivo Protegido, La Siguaraya, pues permitirán, con el incremento de las producciones y la elaboración de encurtidos para la comercialización.

Fidelia, perla de La Siguaraya.

Los pasos lentos no son signos de mujer agotada, sino de dedicado esmero a la revisión de las plantaciones, para detectar a tiempo la presencia de plagas o enfermedades.

Así transcurren muchas jornadas para Fidelia Ruz Montes, la perla que resalta entre las mejores trabajadoras de las Casas de Cultivo Protegido La Siguaraya.

Con el pañuelo en la cabeza recorre cada día los 800 metros de largo de la casa que atiende para revisar los frutos, las condiciones del suelo, desyerbar o aplicar hormonas.

Las manos, cubiertas del pigmento verde de las plantaciones, son evidencia de que esta fémina no cesa en su empeño por entregar hortalizas de calidad.

Fidelia viaja desde la Villa Azul a La Siguraya. Es de las primeras en llegar y de las últimas en regresar a su hogar, pues para ella no hay premura, cuando existen labores que hacer o ayuda por ofrecer a sus compañeros.

Por eso, mantiene limpia y en producción su casa de cultivo y colabora junto a otros trabajadores en la recuperación de las que aun no tienen cubierta o necesitan otras atenciones culturales.

Esta mujer, que supera los 50 años de edad y de ellos más de 20 en la agricultura, muestra amor intenso por el trabajo en el campo y la producción de alimentos, lo cual deja bien claro durante el diálogo.

Con féminas como Fidelia Ruz Montes, las Casas de Cultivo La Siguaraya, alcanzarán la condición de Centro de Referencia de la parte oriental del país.

Los trabajos de perfeccionamiento de las Casas de Cultivo, van a la par de la producción de tomate, pepino y pimiento con destino a Frutaselecta y la entrega a organismos priorizados, del municipio de Puerto Padre.

Esto es posible al utilizar como estrategia la siembra de col y otras variedades que no requieren de la tecnología con cubierta de nailon, lo cual aporta verduras y genera ingresos que sostienen el pago de aquellos obreros que trabajan en las reparaciones, pues cada uno está vinculado a una nave de 400 u 800 metros, todas con diferentes especies.

La estrategia, explicó Fernández Rodríguez, es tener un escalonamiento de cultivos que permita a todos los trabajadores tener ganancias con el resultado de las cosechas, durante el año.

Una vez que las Casas de Cultivo La Siguaraya, obtengan la condición de Centro de Referencia de la parte oriental de la isla mejorarán los salario, las atenciones y se elevarán las producciones, pues se prevé ubicar en este módulo las casas existentes en Jesús Menéndez y otros municipios de la provincia de Las Tunas.

Fotos: Leidiedi Gómez Hidalgo. Clic sobre la imagen para ampliar.

[su_carousel source=»media: 15140,15141,15142,15143,15144,15145,15146,15147″ link=»lightbox» responsive=»no» title=»no»]

Leidiedi Gómez Hidalgo

Periodista. Miembro de la UPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *