Alejandro Espinosa Hernández. Foto: Rosa María Ramírez Reyes.

Alejandro un año después de aquel fatídico 22 de marzo (+Reportaje+Galería)

Puerto Padre

Puerto Padre, 23 de mar (RL) – Al protagonista de la historia de hoy, no le gusta hacer declaraciones a la radio, tampoco deja a un lado el juego de pelota para compartir con los adultos. Se sabe feliz en el ambiente sano que le rodea.

Vea la historia: Alejandro: desafío a la muerte

Para él pasa desapercibido el 22 de marzo del 2017, solo en su ingenuidad quedan escasas imágenes de lo vivido. Sin embargo, la familia mantiene intacto el susto. Alejandro Espinosa Hernández desafiaba la muerte, consecuencia del atoramiento en las vías respiratorias de un cuesco de ciruela.

En improvisado  terreno de pelota, en San Manuel, el juego sigue, Alejandro Espinosa Hernández, anota carreras y hace piruetas de niño inmensamente feliz. Pasarán los años y en su seno se recordará el 22 de marzo de 2017, mas será fecha de festejo porque ese día volvió a nacer.

En las imágenes se ve al niño Alejandro jugando béisbol, su madre, el médico que le salvó la vida, Nodiel Sobrecuevas y el árbol de ciruelo. 

[su_carousel source=»media: 15754,15755,15756,15757,15758,15759,15761,15762″ link=»lightbox» responsive=»no» title=»no»]

Clic sobre la imagen para ampliar.

Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *