Puertopadrenses recuerdan hoy a Vilma (+Audio)

Puerto Padre

La evocación sincera y tierna a Vilma Espín Guillois se adueña, este sábado, de cada espacio en Puerto Padre. Su paso en más de una oportunidad por la región, el intercambio con mujeres y hombres de la localidad y la acentuación de su obra, en el territorio, se entretejen en el homenaje. 

Es la Federación de Mujeres Cubanas, en el municipio, la que promueve el tributo, en ocasión del aniversario 88 del natalicio de la legendaria luchadora. Conversatorios con fundadoras, dirigentes de base y jóvenes de la localidad, así como intercambios sobre la prevención y atención social ocurren en las estructuras de la organización en comunidades del territorio.

Hoy tiene lugar la asamblea X Congreso de la FMC, en el bloque Brígida Zaldívar y será otro de los momentos en que al hablar del funcionamiento de la organización, se recordarán las lecciones de Vilma en ese tema.

La jornada, refrendará el compromiso de viejas y nuevas federadas de preservar el legado de la luchadora en defensa de la mujer y la Revolución.

De verde olivo desanda todavía Vilma.

En el oriente cubano, entre llanos y montañas, desanda todavía la guerrillera; viste aun el verde olivo del movimiento que la hizo crecer entre la pólvora y ascender como Mariana de nuevos tiempos.

Ella es estrella que alumbra desde lo alto. Pura y limpia como las aguas que bajan de las lomas insurrectas. Siempre dulce y mágica. Hablar de ella solo puede hacerse en presente, porque es historia hermosa que nos regala cada amanecer.

El 7 de abril de 1930 vio la luz en  el Santiago heroico Vilma Espín, quien bien joven echó a volar sus sueños de libertad y de defensa a la mujer, por eso se enroló en el movimiento 26 de julio y al lado de Frank lideró la clandestinidad en el oriente.

Desde el gran día de enero  se consagró entre las primeras creadoras. La Federación de Mujeres Cubanas, los círculos infantiles, la prevención y atención social y otras bondades tienen en ella la iniciadora.

Su partida física hace unos años la hizo inmortal y su aroma singular se esparce en cada aurora para sembrar ternura y bondad, así como mismo era esta mujer forjada en la bravura del escudo y la melodía rebelde.

Vilma, la de siempre, es guía perenne en las luchas de las mujeres en el mundo, es historia, es ejemplo de madre y abuela, es expresión exacta de modestia y sencillez. Ella es la dimensión más acabada de revolucionaria.

Su presencia se perpetúa y está ahí donde el verbo amar es distinción suprema de la creación de un mañana mejor.

Ahora multiplicada en las más nuevas, en las banderas que ondean dichosas de su legado  Vilma también  es luz necesaria en los caminos que vislumbran el provenir.

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *