No a los malos humos en el Día Mundial sin Tabaco

Opinión

Este viernes 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco, loable iniciativa que contribuye a la lucha contra ese negativo hábito que constituye en la actualidad uno de los principales problemas de salud a escala global.

Se conoce que por esta causa, alrededor de CUATRO millones de personas fallecen cada año, tras el padecimiento de graves afecciones como cardiopatías, tumores malignos y enfermedades cerebrovasculares.

Cuba no está ajena a la situación; el 30 por ciento de las muertes en la Isla se asocian al tabaco. Y Cada vez son más jóvenes quienes prenden por vez primera un cigarrillo, lo cual significa que se están perdiendo años de vida también.

En Puerto Padre, según dispensarización de personal de medicina y enfermería en las comunidades, la población fumadora supera los 15 mil puertopadrenses.  

De ahí que se activen consejerías y consultas de deshabituación tabáquica para contribuir a eliminar el mal hábito y proponer mejoras en los estilos de vida siempre saludables.

La asistencia a esta terapia, guiada por expertos de medicina general integral y sicólogos, es casi nula, en lo que de año las 3 áreas de salud no superan la participación de medio centenar de pacientes, sin embargo las cifras de aquejados por  enfermedades crónicas, consecuencia del tabaquismo crecen considerablemente en la localidad.

Es un encargo social asegurar que quienes fuman acudan a estas consultas y así estarán ganando vida saludable.

El cáncer de pulmón y otras entidades malignas revelan un incremento entre mujeres y hombres, y la mayoría de ellas y ellos han manifestado ser fumadores activos.

En la Isla la  prevención de la salud humana se sobrepone a cualquier interés por incrementar ingresos consecuencia de venta de tabacos y cigarros, pues es política del Estado y Gobierno cubanos la constante elevación de la calidad de vida de la población.

Hoy, en el territorio,  se intensifican acciones como audiencias sanitarias, matutinos especiales, que contienen mensajes educativos y necesarios para eliminar tan dañino hábito.

En Cuba, claro está, cada quien elige voluntaria y conscientemente la opción de consumir tabacos o cigarrillos, pero en todo momento existe la garantía de que el producto llegue a manos del cliente con la máxima seguridad sanitaria, y exento de argucias publicitarias que incentiven su adicción.

El Día Mundial sin Tabaco es jornada internacional que se celebra cada 31 de mayo para desestimular el hábito de fumar; la iniciativa aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud en 1989 moviliza gobiernos y comunidades en acciones de educación y promoción de estilos de vida saludables… sin humo.

 

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *