La voluntad de un pueblo sintetizada en una palabra: Revolución

Opinión

Cuando restan solo minutos para que caigan las cortinas que ponen fin al 2018, la mayoría de los cubanos aprovechamos el momento para recapitular cuánto impactó el periodo que culmina en la cotidianeidad de la isla.

Es otro año que finaliza. Sin embargo, no cabe duda que el 2018 quedará impreso en la memoria de todos como época signada por cambios revolucionarios y radicales en la historia de Cuba.

Como hace 60 años, el pueblo de ésta isla caribeña reeditó hace poco, otra página de soberanía y libertad al demostrar, a través del proceso de consulta popular cuál es el futuro que queremos para la patria.

El Proyecto de Constitución de la República de Cuba, enriquecido, casi en su totalidad,  con las opiniones de todo el pueblo, mantuvo intactas porque así lo ratificamos, la irrevocabilidad del socialismo y la permanencia del partido único como vanguardia y órgano rector de la sociedad.

La lección de democracia participativa brindada al mundo tras el resultado del proceso inédito en la historia del país,  solo tiene comparación con aquel lejano diciembre de 1959, cuando la contraofensiva militar liderada por Fidel arremetía con toda la fuerza de un ideal sembrado en las masas, contra los últimos reductos de la tiranía.

Los meses finales de 2018 trajeron también la posibilidad de ubicar en el sitial más alto la dignidad cubana vestida de blanco. Profesionales de la Salud haciendo honor a su condición de “Más que Médicos”, salieron del programa que desde hacía 5 años cumplían en Brasil, en respuesta a las amenazas del recién electo presidente, Jair Bolsonaro.

Con lágrimas de dolor, como solo saben hacerlo hombres y mujeres con una formación radicalmente humanista, se despidieron de sus pacientes seguros de que eran intolerables las dudas sobre  una profesionalidad ampliamente demostrada a diario con sensibilidad, amor y entrega sin límites.  

El año 2018 quedará impreso con letras doradas.

La firmeza y unidad del pueblo en torno a la Revolución fue el sello distintivo de un periodo que puso a prueba la capacidad de nuestros dirigentes para sortear las dificultades de una economía abierta como la cubana y expuesta a los avatares internacionales.

El 2019 fue catalogado recientemente por nuestro presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez como un año de retos y victorias.  Sin embargo, no cabe dudas, de que en ese vaticinio estamos incluidos la mayoría de  los cubanos porque la Revolución necesita en éste hora de cada uno de sus hijos para mantenerse firme.

Somos Continuidad es una etiqueta que se hace viral en las Redes Sociales, no obstante, no es un simple letrero para compartir  es expresión viva de un sentimiento.

El 2018 ya casi nos dice adiós y en éste momento la mayoría de los cubanos agregamos a la lista de deseos la aspiración de que el 2019 vaticine mejores derroteros para la isla.

Sin embargo, Que nadie se equivoque, lo haremos con la convicción de pase lo que pase y sean cuáles sean esos pronósticos avanzaremos por el camino escogido hace ya 60 años, seguros de que en Cuba edificamos el presente con la mirada puesta en el futuro en un gesto  que abarca la voluntad de un pueblo y la sintetiza en una palabra: Revolución.

Niuvis Ivón Torres González

Licenciada en Comunicación Social reorientada al Periodismo. Directora de Radio Libertad y de Regreso a los Molinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *