Confirman presencia militar estadounidense en Panamá

Del Mundo

Jonathan del Rosario, ministro de Seguridad, y Eric Estrada, director del Sistema Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, confirmaron este miércoles la presencia de militares y vehículos aéreos estadounidenses en ese país, cerca de la frontera con Colombia.

El Ministro dijo a periodistas que varios helicópteros en maniobras cerca de la división con la nación vecina, denunciados en redes sociales por organizaciones panameñas, corresponden a efectivos del Comando Sur de Estados Unidos, el cual de «una manera muy amable se ha ofrecido a apoyarnos».

Se trata, según Del Rosario, del traslado de materiales de la construcción para dos puestos binacionales en la frontera colombo-panameña, en un área donde únicamente por esa vía es posible tal suministro, lo que permitiría hacer nuevos centros para la vigilancia del narcotráfico y las rutas migratorias ilegales.

Pero otra versión ofreció el director de Senafront, quien, de acuerdo con el diario Panamá América –en conferencia de prensa– informó que es parte de las operaciones denominadas Darién Litf, cuya primera etapa se extiende hasta el próximo 14 de enero y su  segunda fase comenzará el venidero 19 de febrero para finalizar el 2 de marzo.

Ambos coincidieron en referir lo del traslado de materiales a zonas intrincadas de la inhóspita selva de Darién, en cuyo corazón está la frontera entre Colombia y Panamá, reportó PL.

Entretanto, diversos comentarios generó en la red de redes la presencia militar en una base aérea del extremo oriental de la nación centroamericana, con intensas protestas de actores sociales y la exigencia de una explicación por parte de las autoridades.

Por su parte, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, visitó de sorpresa el pasado 4 de enero la sede de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (Jiatf-S), en Key West, Florida, donde se entrevistó con los almirantes Craig Faller, jefe del Comando Sur, y Pat DeQuattro, director de Jiatf-S, además de con el secretario adjunto de Defensa, Sergio de la Peña.

Recordemos que los ejercicios militares Nuevos Horizontes, donde participó el ejército norteamericano junto a estamentos istmeños de seguridad, ocasionaron hace un año gran agitación  por las condiciones de sumisión de las reglas aprobadas por el gobierno local para la presencia de los uniformados extranjeros.

Aquellas maniobras fueron analizadas entonces por el académico panameño Marco Gandásegui, quien en su artículo «La invasión silenciosa de
EE. UU. a Panamá», opinó que Estados Unidos tenía la mira puesta en la preparación de un ataque a Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.