Tonada en punto de Cruz (+Audios +Galería)

Culturales Últimas publicadas

Puerto Padre:-Una cita que honra lo más autóctono de las tradiciones lo constituye, sin dudas, la Jornada Cucalambeana.

El Yarey de Vázquez, en Puerto Padre, lugar escogido para la celebración, vistió sus mejores galas, el sábado último, para recibir los visitantes que disfrutaron de un día cargado de juegos tradicionales, exposiciones de platos típicos, frutas, vegetales, artes plásticas, artesanía. No faltaron el guateque campesino y los espectáculos artísticos.

Nací de un vientre guajiro.

Bohío, café, ron con mela´o de caña servido en jícara. En tono de re menor Bartolo Pupo improvisa. Así comenzó  el guateque,  corazón de esta fiesta campesina.

El público se implica de inmediato, arman los bandos: Rojo para Elsy Estrada, azul para Sandra Fernández; el ganador, la cultura cubana.

Entre tonadas, narraciones orales, décimas humorísticas, controversias y por supuesto el son montuno, transcurrió la mañana en la que el plato fuerte, fueron las actuaciones de Maikel Ventura y Emiliano Sardiñas, quienes agasajaron a las homenajeadas con versos improvisados.

El espacio resultó ideal para dar a conocer los premios de los concursos organizados para el encuentro.

En décima humorística el primer lugar lo obtuvo Edel Fernández Garrido y el segundo, Luis Manuel González Ruiz. En décima tradicional los galardonados fueron Carlos Manuel Escalona (primer lugar) y Sonia Guerrero (segundo lugar). En esta categoría hubo, además, dos menciones, una para Raciel Rodríguez Almaguer y otra para Clara Ramírez.

Por último, se premió también la décima cordel, en la que los poetas deben escribir en el momento acerca de lo que ocurra en la Jornada. Como en ocasiones anteriores el premio cayó en manos de Edel Fernández Granado.

Y entre piropos, cerró el guateque, preludio de todo un día de jolgorio y tradiciones.

Versos para una tonada

Martha López, instructora de teatro y directora artística, orquestó de manera magistral el espectáculo infantil, un espacio donde Peluso, personaje basado en Pelusín del Monte, debía encontrar la identidad tunera. Así, en compañía de una chiva, las abejas y una gallina sorda, los pequeños identificaron las raíces de la nación.

Con las actuaciones del grupo de teatro Ola Azul, quien llevó el hilo conductor del espectáculo, y los bailes tradicionales de las agrupaciones danzarías: Perfume de Infancia y Nené Traviesa, los pequeños demostraron que los valores culturales cubanos aún viven en las nuevas generaciones.

La música no se hizo esperar en la presentación. Los coros Melodía Azul, de la Instructora Heidi Almaguer, y En Armonía, atendido por Daimara Almaguer, se retaron en tonadas; cada uno en representación de los bandos rojo y azul.

Con inocencia, ternura y mucha cubanía, los infantes puertopadrenses, se declararon, en la mañana del sábado, herederos de la estirpe de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé.

Como el Arrullo de Palmas

Una joven se enfrenta a su padre por defender el sueño de convertirse en Ingeniera Agrónoma y hacer producir tierras sembradas de marabú, tema que se convirtió en el eje del espectáculo para adultos de la Jornada Cucalambeana, dirigido por Raisa Herrera y que incluyó las actuaciones del grupo de teatro Explosivo.

Con la conducción de Evenecer Pérez y Yelenis, la lucha entre los bandos estuvo marcada desde el comienzo. Disputa resuelta a través de un elenco de lujo, entre los que destacan los grupos de danza Jóvenes del futuro y Texícore, así como los solistas Lariuska Teruell, Silvio Domínguez, Claudia Verdecia, Luis Ángel Mastrapa, Sabina y Sandra Fernández, todos acompañados por el Conjunto Típico Oriental.

Como cada año, durante el espectáculo se selecciona la Flor de Virama, joven cuyas cualidades la convierte en representante de Puerto Padre en la Cucalambeana Provincial. En esta ocasión, la seleccionada resultó Dayané Batista Toranzo, de 16 años, estudiante del IPU Calixto García, en representación de la Cooperativa Asalto al Polvorín.

El bando azul, que apoyaba a la joven y a su abuela, resultó el ganador, punto culminante de una jornada que homenajeó a Sandra Fernández y a Elsy Estrada.

Tejer entre melodías

A dos mujeres extraordinarias se dedicó este año la Jornada Cucalambeana, en Puerto Padre.

A Sandra por la magia de su voz, a Elsy por el misterio de sus manos. Una música, otra artesana; ambas, defensoras de las más autóctonas y cubanas de las tradiciones.

Elsy Estrada es sencillez, humildad, expresión de amor incondicional a la artesanía.

Sandra Fernández, dueña absoluta de una inmensa tradición musical, maestra de varias generaciones de cantantes.

Marlian Berenice Pérez Rodríguez
Marlian Berenice Pérez Rodríguez

Licenciada en Periodismo, graduada en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz. Periodista, cantante e hija súper orgullosa de esta tierra, mi Puerto Padre del alma, la raíz de la que no puedo desligarme.

http://www.radiolibertad.cu/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *