Jil Leonardo, delegado al congreso de la Central de Trabajadores de Cuba

Mi gente Puerto Padre

El colectivo de Cubataxi, en Puerto Padre, que garantiza hoy el servicio de hemodiálisis a pacientes que lo requieren, tiene el honor de integrar en su seno a  choferes como el joven Jil Leonardo Ojeda Ávila, con más de 20 años de trabajo en esa entidad.

Leonardo llegó a Cubataxi  siendo un adolescente  para hacer su servicio social como técnico en explotación de transporte, especialidad que estudió en el Instituto Politécnico Oscar Alberto Ortega, de Delicias.

Entró al centro como todo egresado, anhelando poner en práctica los conocimientos teóricos; y el colectivo le abrió los brazos dándole, además, todo el apoyo que necesitaba el muchacho.

Jil Leonardo ganó en poco tiempo la admiración de los trabajadores y logró quedarse en esa familia, para llegar a ser el responsable de la sección sindical, aportando para que la entidad alcanzara la condición de Mejor Centro Sindical a nivel de municipio.

Junto a ese galardón diversos  reconocimientos llegaron a Leonardo que soñada conducir un taxi, y con esa aspiración y las posibilidades frente a sus ojos recibió la ayuda de los profesionales del timón, desde hace 8 años conduce un microbús.

Más no dejó la responsabilidad de guiar al colectivo. Los resultados personales y los del centro laboral lo llevan a formar parte de la nómina provincial como delgado al Congreso 21 de la Central de Trabajadores de Cuba, que se celebrará del 18 al 25 de abril.

Para Leonardo, de 38 años de edad,  quien reside en la calle Salvador Cisneros, número 32, en Puerto Padre, manejar es algo muy lindo y máxime cuando se trata de Cubataxi, donde la mayor cantidad de clientes son aquellas personas que requieren hemodiálisis. Esta misión, dijo, nos compromete más cada día.

El joven obrero ahora tiene la responsabilidad de llevar al nivel más alto la voz de  los trabajadores y representar al sector en el país, lo cual hará con la misma entrega y consagración de cada día.

Este año Cubataxi  tiene un parque de 19 carros,  de ellos 7 se encuentran en reparaciones capitales porque estaban en explotación en La Habana  y al ser  trasladados requieren mejorar las condiciones técnicas.

Esos medios de transporte deben estar listos para el período de mayo a julio y de cumplirse el pronóstico entrarán en funcionamiento en esa etapa; lo cual permitirá aumentar el servicio a Salud pública y a la población.

Con mayor cantidad de equipos y jóvenes como Jil Leonardo Cubataxi, en Puerto Padre, abre nuevas sendas.

Leidiedi Gómez Hidalgo

Periodista. Miembro de la UPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *