Retos de verano en Las Tunas

Las Tunas

Las Tunas.- Como en todo el país, en Las Tunas preparan una amplia programación de verano en medio de las limitaciones económicas, con el interés de que la temporada transcurra con aceptables niveles de satisfacción popular. Una sabia decisión del Gobierno; sin embargo, en la calle muchas personas la califican de osadía frente a las complejidades actuales de la nación, agravadas por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba con la puesta en vigor del Título III de la ilegal Ley Helms-Burton.

Siguiendo las instrucciones nacionales, los sectores responsabilizados con la tarea en la provincia tienen en cuenta las experiencias de años anteriores, las tradiciones y las potencialidades locales para proyectar con objetividad.
Sabiduría, inteligencia y sentimiento acompañan las propuestas para la sana recreación veraniega y el empeño de la utilización eficiente de los recursos disponibles, de tributo al encargo de ofrecer opciones amplias y diversas como merece el pueblo.

Vuelven a poner al barrio con sus potencialidades como centro de las actividades, cuestión que merece revisiones profundas para evitar inconformidades vecinales por ausencias, especialmente en las zonas rurales y periféricas de pueblos y ciudades por estar distantes de los lugares con mayor concentración de ofertas.

No obstante, hay que esmerarse en las proyecciones para los lugares con la intención de evitar masivos traslados de lugareños deseosos de encontrar la recreación que no obtienen en las proximidades de sus hogares.
Aunque siempre habrá ciudadanos que van a moverse en busca de las preferencias por playas, piscinas, ríos y otros escenarios populosos que no están en sus alrededores.

Los encargados del traslado de público hacia los distintos puntos tienen ante sí una compleja misión para satisfacer las mayores demandas posibles, ante la consabida disminución de combustible para todas las tareas de la sociedad. Parecida misión, necesitada de estricta planificación y control extremo, compete a los factores responsabilizados con los abastecimientos, especialmente alimentarios.

Seguirán las asignaciones provinciales de recursos para los destinos concebidos en el plan, pero en los barrios y  municipios las unidades de gestiones estatales y no estatales tendrán que aportar decisivamente para ayudar a la satisfacción.

Un buen trato a los veraneantes en todos los escenarios constituye premisa básica para que se sientan bien, aunque existan menores niveles de bienes que en temporadas anteriores.

El personal y las instituciones culturales, deportivas, comerciales y gastronómicas poseen una labor determinante en el empeño gubernamental de un buen verano, pese a las limitaciones de materiales.

La Radio y la Televisión, como parte del sistema nacional, poseen enorme responsabilidad en el diseño de una programación de calidad con atractivos para los distintos segmentos poblacionales.

A las puertas de la temporada, los sectores alistan las prioridades para contribuir al deseo gubernamental de que existan múltiples opciones y no muera la tradición cubana en la etapa de vacaciones masivas de estudiantes y trabajadores. Mientras, la población define sus proyectos para pasarla lo mejor posible, aunque tenga que sortear determinadas limitaciones de recursos.

Periódico 26

Diario digital de la provincia de Las Tunas, Cuba

http://www.periodico26.cu/index.php/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *