Irregularidades en nuevo mercado empañan la mirada del puertopadrense (+Fotos)

Últimas publicadas

Puerto Padre.- En un recinto digno y acogedor deviene el nuevo mercado agropecuario estatal que tanto reclamaban los puertopadrenses.

El esfuerzo de trabajadores de las entidades que aportaron para la recaudación del 1 por ciento de la contribución territorial y el desvelo de funcionarios y constructores se ve empañado a una semana de su apertura inaugural, toda vez que la organización y protección al consumidor continúan siendo una deuda.

Si bien estos elementos no están al nivel que en la otrora Anacahuita, aún se aprecian violaciones de precios provocadas mayormente por la falta de listados oficiales visibles para el consumidor o la presencia indecorosa de los mismos.

Así las cosas, las llamadas tablillas de precios desentonan con el entorno.

Foto: Karina Polo Tamayo
Foto: Karina Polo Tamayo
Foto: Karina Polo Tamayo
Foto: Karina Polo Tamayo

Muchos clientes no ven con buenos ojos el cobro de un peso, moneda nacional, la entrada; sobre todo porque provoca una larga cola que inquieta e incomoda. Si la medida es necesaria y beneficiosa debió explicarse al pueblo, para que ello no fuera una sorpresa; más cuando no se tiene cultura ni ha sido costumbre en el territorio.

Foto: Karina Polo Tamayo

Los tiques para entrar se expendieron sin foliar, ¿cómo entonces ejercer el control para evitar corrupción? De igual manera no se imprimieron suficientes en correspondencia con la afluencia de público, por lo que quienes acudieron casi 2 horas después, se vieron libres del impuesto.

Lo que ocurre hoy en el agromercado de Puerto Padre es una lección para valorar que no bastan esfuerzo y buena voluntad; se requieren análisis, trabajo en equipo y pensamiento común que se reviertan en organización, con el más sagrado objetivo de servir bien al pueblo.

Es en estos casos cuando cobra dimensión la frase “…debemos pensar como país…” del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel. Eso es a mi juicio, pensar “Con todos y para el bien de todos”, como dijo José Martí.

Tenemos confianza que en el menor tiempo se resuelvan estas irregularidades y aunque el mercado abra de martes a domingo, el sábado venidero, día de mayor afluencia de público, todos puedan ver el comercio agropecuario en Puerto Padre con los buenos ojos que merece.

Karina Polo Tamayo
Karina Polo Tamayo

Licenciada en Marxismo-Leninismo e Historia en la Universidad de Holguín. Por azar hace 19 años conoció el oficio del periodismo y quedó atrapada en los vericuetos de la profesión. Jefa del Departamento de Programación e Información en Radio Libertad.

3 thoughts on “Irregularidades en nuevo mercado empañan la mirada del puertopadrense (+Fotos)

  1. Muy bien que se denuncien los problemas, pero todo parte del sentido de responsabilidad individual de los que dirigen este mercado, la responsabilidad colectiva de los trabajadores y la de los que les toca controlar y chequear que las cosas cuando empiecen lo hagan como se debe.
    Me asombró también eso de cobrar un peso para entrar, no he visto eso en ningún lugar, soy de Puerto Padre pero vivo en La Habana y aquí en ningún mercado se aplica eso, no lo creo lógico.
    Bastante ganancias da un lugar como ese por lo que si quieren controlarlo mejor aprueban una plaza de portero para que controle la entrada.
    En cuanto a precios, tomen el ejemplo del mercado Plaza-Cerro, acá en la capital, que a la entrada y en todas las tarimas están los precios.
    Puerto Padre y su gente se merece que todo se haga bien.

  2. Me gusta la publicación. Pienso que es de buena ayuda para seguir y lograr el futuro que queremos, donde la cultura, en el sentido más integro de esta mágica palabra, tiene un papel decisivo y el periodismo deberá estar en la primera línea de ese combate, debatiendo y emplazando a quien sea necesario. Necesitamos motivar, rearmar a esos frentes de combate. Nutrirnos, con ideas nuevas y sangre joven. Necesitamos entre otros frentes, renovar el del debate y por qué no, crear una mesa que a diferencia de la de La Habana, la nuestra sería triangular. Tendría filos, donde no haya la impresión de que todo está resuelto, escrito, consensuado. Tendrá que ir a lo polémico, al problema, existir la verdadera discusión, el verdadero debate. Con valor, inteligencia y respeto, y el consenso llegaría luego, tal vez después de más de un debate. El pueblo seguiría con su participación, porque amamos nuestra Villa Azul, y queremos construir ese puente que encamine todos nuestro esfuerzos hacia un futuro diferente. Gracias.

  3. Sabía que iba a pasar, ya dije alguna vez a unos de los máximos responsables, mira no hay precios escritos, en el momento llamó al de la inspección al frente ese día y al administrador, le dijo la situación y quedaron de resolverlo. La otra semana siguió en lo mismo, no respetan a las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *