Aspira Redel a coronarse rey del plátano (+Fotos +Audio)

Puerto Padre Últimas publicadas

Puerto Padre.- Cuando en el 2008 comenzó en el país la entrega de tierras en usufructo, Redel Pupo Garvin decidió convertirse en campesino y poner todo el esfuerzo para lograr altos volúmenes productivos en terrenos pocos fértiles, ubicados en el Plan Lechero, a unos 800 metros de la carretera y a 6 kilómetros de la Villa Azul.

Con ese objetivo, este hombre de mediana estatura, procedente de familia campesina, inició la preparación de las más de dos hectáreas recibidas.

La aplicación de materia orgánica y estiércol vacuno que buscaba a vaquerías cercanas, unida a una buena roturación del suelo, fueron las principales acciones que dieron fertilidad al área.

Sugerimos: Pan se multiplica con esfuerzo y trabajo (+Audio+Galería)

Así, Redel sembró ajo, malanga, ají, remolacha, col y plátano en todas sus variedades, buscando lo mejor para su finca.

Recuerda que también la experiencia como productor le trajo lindas sorpresas: dos variedades de ají en un mismo fruto, y de boniatos, que superaban las 10 libras; además del peso asombroso de hortalizas como la col. No obstante, en los últimos 6 años el cultivo que mayores rendimientos y dividendos económicos le aporta es el plátano, tanto fruta como vianda, logrando racimos de hasta 100 unidades.

Debido a esos resultados continúa la siembra de nuevos campos para mantener el escalonamiento productivo.

En pos de mejorar el suelo utiliza la tracción animal e implementos de roturación innovados que preservan la superficie y aportan al cuidado medioambiental, además cuenta con pozos artesanos y sistemas de riego.

Con este accionar, de abril a la fecha, supera los 300 quintales de plátano vianda entregados al Estado a través de la cooperativa René Pérez Alonso, a la cual pertenece, y dona otra cifra menor a hogares maternos y a la casa de niños sin amparo filial. Hoy posee toda el área sembrada y siente mucho orgullo de ser campesino.

En la actualidad ayuda a su esposa, campesina de la cooperativa Ramón López Peña, a atender dos hectáreas que tiene en usufructo, las que dedica también al plátano vianda.

Con las condiciones creadas, conocimiento, garantía de semilla y voluntad, pretende convertirse en el rey del plátano y esto puede ser posible antes de finalizar el año, al tener altos rendimientos en el cultivo.

Redel, de 49 años de edad, es hombre que trabaja sin medir tiempo en el campo o rendirse ante las dificultades, por eso afirma que será el mayor productor del plátano no solo en su cooperativa sino en el municipio, para demostrar que cuando se trabaja, se saca de la tierra el mayor provecho en pos del bienestar social.

Leidiedi Gómez Hidalgo
Leidiedi Gómez Hidalgo

Periodista. Miembro de la UPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *