Rescatar sueños en medio de la Covid 19 (+Audio)

COVID-19 Destacamos Últimas publicadas

Puerto Padre.-Desandan los amplios pasillos solo para alimentarse, se preservan en las habitaciones el mayor tiempo, en virtud del cuidado, intentan dejar atrás los días de lluvia y sereno en cualquier esquina de los barrios puertopadrenses porque pueden rescatar sueños.  

“Nos tratan como seres humanos”, dice con la mirada fija en mí, como si  hubiera encontrado a la persona en quien contar el ahora tras años vagando por espacios públicos. Vuelve sus ojos a sí mismo y con las manos señala su nueva vestimenta, sonríe y deja escapar: “agradezco… estoy en deuda con la vida”.

Personas que deambulaban en Puerto Padre, consecuencia del alcoholismo y carentes de familiares obligados hoy tienen un sitio para su protección. Se trata del centro creado en la Escuela Especial Raúl Zayas, como parte de las acciones del territorio para contener  la transmisión de la Covid 19.

“A su llegada, se le realizaron las pruebas rápidas y dieron negativas, lo cual facilitó su ubicación en los diferentes albergues”, cuenta Lisandro Pérez Pérez, enfermero del Policlínico Romárico Oro, quien tiene a su cargo la labor sanitaria, junto a otros profesionales de la salud, incluidos especialistas en  medicina general y siquiatría,  que realizan pase de visita todos los días.

Trabajadores de la escuela aseguran la higiene, cocción de alimentos, y custodia de los bienes.  Forman un colectivo multidisciplinario que de conjunto transforma la realidad de esas personas.

“Más de 23 mil pesos desembolsó la Asistencia Social para el beneficio de ellos”, comenta la trabajadora social Olivia Coca Velázquez, quien además pondera donaciones de instituciones, y familias puertopadrenses.

Para Yoengly Pérez Vivar, Coordinador de Programas de la economía, en el Consejo de Administración Municipal, destaca cómo en pocas horas se unieron esfuerzos y surgió el centro que hasta el momento es regazo de unos 15 alcohólicos. “Desde que el Consejo de Defensa Municipal orientó recoger a estas personas, vulnerables y que son una posible fuente de transmisión de la Covid 19, hasta la apertura, el tiempo fue breve, porque la cooperación lo agilizó todo”, dice con satisfacción.

Retorno al espacio que cohabitan y la pulcritud del sitio invita a recorrer cada pedazo donde asientan estos días, diferentes, renovadores. “Llegué flojo y mírame ya estoy fuerte. Hace 8 años cambié hogar, familia por el ron. La vida me da una nueva oportunidad”, habla mientras sus ojos se pierden en el infinito como si rebuscara la última vez sentado a la mesa junto a los  que entonces eran suyos.

Interrumpe una voz más fuerte que remarca, “periodista diga por ahí que estamos muy agradecidos, nos sentimos como una familia”.

Porque siempre habrá sueños que salvar, el centro para personas que deambulan en Puerto Padre es una apuesta a la esperanza. 

Recomendamos escuchar Reportaje:

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *