Teófilo Stevenson: leyenda del boxeo cubano (Parte II) Ascenso a la Escuela Cubana de Boxeo

Deporte

Luego del triunfo de la Revolución, el primero de enero de 1959, Cuba mantuvo la práctica del boxeo profesional hasta 1962. El 19 de marzo de este año, el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), dispuso en su Resolución 83-A, la erradicación del profesionalismo deportivo en todas sus manifestaciones.

Esta decisión cambiaría el rumbo del movimiento deportivo en toda la Isla, al convertirlo en un derecho del pueblo. Entre las oportunidades que surgieron resalta la fundación de la Escuela Cubana de Boxeo por el excelso entrenador Alcides Sagarra, quien contó con la asesoría técnica de los entrenadores soviéticos Evgueni Ogurenkov, Andrei Chervonenko y Vasili Romanov, y del profesor alemán Kurt Rosentil.

Con la creación de la Escuela Cubana de Boxeo, muchos talentos salieron a la luz pública y entre esos destaca Teófilo Stevenson, quien dejó atrás a su pueblo natal de Delicias, para abrirse paso en su carrera deportiva hasta los primeros planos del boxeo aficionado mundial.

Teófilo en el ring nacional

El año 1968 fue decisivo en la joven carrera deportiva de Teófilo Stevenson. La medalla de oro en el Campeonato Nacional Juvenil de La Habana, fue buena carta de presentación en la categoría más de 81 kilogramos.

En aquella época dominaban el peso pesado en Cuba los boxeadores Nancio Carrillo, seleccionado para representar al país en los Juegos Olímpicos de México 1968 y José Luis Cabrera, oro de los décimos Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Juan 1966 y plata de la quinta edición de los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1967.

No obstante, la medalla de oro en el Campeonato Nacional Juvenil no le valió a Pirolo para ser captado para la Escuela Cubana de Boxeo. Un año más tarde, en 1969, es que Stevenson es seleccionado por el ucraniano Andrei Chervonenko para entrenar directamente con él y con Alcides Sagarra, logro que fructifica a sus 17 años, al alcanzar la medalla de plata del Campeonato Nacional «Playa Girón» en Isla de la Juventud.

Los resultados no se hicieron esperar, y a principios de 1970, Stevenson sorprendió a la afición al propinarle un nocaut fulminante a Nancio Carrillo en la Ciudad Deportiva de La Habana, fuera de combate que le facilitaría su primer compromiso internacional.

Sus primeras peleas en torneos internacionales

Septiembre de 1970 marca su comienzo en eventos internacionales como parte del equipo Cuba. Sería en La Habana, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en los cuales ganó la medalla de oro.

Poco tiempo después, Teófilo cumpliría su primera salida al exterior para participar en la séptima edición del Torneo de la Amistad, Sub-19, en Vidin, Bulgaria. La experiencia no pudo ser mejor: con tres victorias por nocaut alcanzó la medalla de oro.

En 1971 Teófilo Stevenson asiste a los Juegos Panamericanos en Cali, Colombia. En la cita multideportiva continental alcanzó la medalla de bronce, al perder un combate frente a un norteamericano a quien la prensa de su país lo había bautizado como la Esperanza Blanca.

De esta manera, Teófilo Stevenson comienza una brillante carrera deportiva, en la cual, entre otros premios, logró tres títulos mundiales y tres medallas de oro en juegos olímpicos. En nuestro próximo capítulo, profundizaremos en su primera cita olímpica. Me refiero a los juegos de Múnich, Alemania, 1972.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *