Reino Unido firma primer tratado comercial post-Brexit con Japón

Del Mundo
Londres.- El Reino Unido firmó hoy con Japón su primer acuerdo de libre comercio tras abandonar la Unión Europea (UE) en enero pasado, mientras sigue negociando en casa un pacto post-Brexit con su antiguo aliado.
El acuerdo fue rubricado este viernes en Tokio por la ministra de Comercio Internacional, Liz Truss, y el canciller japonés, Motegi Toshimitsu, luego de cuatro meses de negociaciones, informó el gobierno británico en un comunicado.

Hoy es un día histórico para el Reino Unido, que demuestra lo que podemos hacer como una nación comercial independiente, al asegurar pactos modernos y hechos a la medida en áreas como la tecnología y los servicios que son críticos para el futuro de nuestro país y el reajuste de nuestra economía, afirmó Truss, citada en el texto oficial.

Según la funcionaria, el tratado de libre comercio rubricado con Japón también constituye un paso de avance importante hacia la pretendida entrada de la nación británica al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, considerada el área de libre comercio más grande del mundo, ya que cubre el 13 por ciento de la economía global, y donde el año pasado se hicieron negocios por encima de los 144 mil millones de dólares.

En el caso del pacto firmado con Japón, se estima que el comercial bilateral recibirá una inyección de unos 19 mil millones de dólares, lo que en opinión de Londres ayudará a la recuperación de la economía británica después de la pandemia de Covid-19.

El pacto, que debe ser aprobado por los parlamentos del Reino Unido y Japón antes de entrar en vigor el 1 de enero próximo, aportará grandes beneficios en las áreas de los servicios, la gastronomía, las finanzas, la tecnología, y las industrias creativas, aseveró el gobierno.

Tras abandonar la UE el 31 de enero pasado, el gobierno británico inicio negociaciones con Japón, Estados Unidos, Australia y varios países más, mientras trata de definir los términos de su futura relación comercial con su antiguo aliado europeo.

En el caso del bloque, ambas partes retomaron la víspera las conversaciones en esta capital, en un intento de última hora para tratar de zanjar sus diferencias sobre las cuotas pesqueras y la competencia desleal antes de que expire el periodo de transición post-Brexit el 31 de diciembre próximo.

De no sellar un pacto antes de fin de año, Londres y Bruselas tendrán que regirse por las reglas de la Organización Mundial del Comercio, lo que supone la aplicación de tarifas y controles aduaneros para las mercancías británicas que entren a la zona europea, y viceversa.

Según predicciones, un divorcio en malos términos luego de 47 años de alianza podría interrumpir las operaciones manufactureras, minorista y agrícolas en el Reino Unido, además de provocar escasez de medicinas y alimentos, y hasta desórdenes públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *