En la honra perenne Ángel Ameijeiras Delgado

Destacamos Últimas publicadas

En el recuerdo perenne de un pueblo está él, un chaparrero, tunero, devenido comandante de la lucha clandestina. Ángel Ameijeiras Delgado, Machaco, el sexto de los hijos de María de las Angustias y Manuel, y el tercero en morir por la Patria que es vivir por siempre en la historia.

Hombre pulcro, de pensamiento avanzado. Luchador, miembro de una familia comparada con la de los Maceo.

Machaco, como le denominaban desde la niñez, cuentan sus conocedores que tenía una recia personalidad y un principio guía de sus acciones: ¡Con la Revolución NO se juega!

Traía en la sangre espíritu rebelde y por eso no vaciló en enrolarse en el Movimiento 26 de Julio, ese que perpetuaba la memoria también de su hermano Gustavo, quien heroicamente ofrendó su sangre en el asalto al Moncada. Junto a Yeyé, la heroína de esa acción, Machaco repartió la Historia me Absolverá y sus méritos de combatientes distinguieron su andar fértil en la clandestinidad.

Su fecunda labor es motivo de persecución constante, por eso esbirros batistianos al dar con su paradero en una vivienda del Reparto Santo Suárez, en La Habana, arremeten contra él y sus compañeros. Los enemigos son más en número y armas, sin embargo, el combate duró casi 4 horas, era preferible morir que entregar la pureza de ideales que hasta ese 8 de noviembre de 1958 había mantenido.

Al saber de su caída en desigual pelea contra la policía batistiana, desde la Sierra Maestra, Fidel Castro emite la orden de ascenderlo a Comandante, en homenaje póstumo a su ejemplar conducta de revolucionario y a su incansable espíritu de lucha.

Este 8 de noviembre le sabemos ahí en sitio de honra sagrada y es uno más en la lucha de estos tiempos, porque los valientes como él nunca mueren, siguen peleando en el pensamiento de los nuevos soldados.

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *