Neurocientífico puertopadrense ícono de humildad (+Audio +Video)

Destacamos

Regresar a Puerto Padre es uno de los más hermosos placeres del neurocientífico Roberto Rodríguez Labrada, no solo porque la familia le cobija, sino porque están muy asentadas sus raíces y es donde conoció de la humildad.

Es en su pueblo natal donde tiene los primeros pasos para germinar en las ciencias, cuando en la Secundaria Básica Paco Cabrera ganaba concursos de conocimientos de Biología.

Siente agradecimiento por la formación de sus padres y el resto de la familia, también de la gente que siempre le ha acompañado. Sabe de compromiso y deber con la vida por eso no se detiene en la investigación y ahora en el Centro de Neurociencias de Cuba, el empeño es mayor.

Desde septiembre pasado es miembro Joven Afiliado de la Academia Mundial de las Ciencias, distinción que recibió como reconocimiento a su fértil andar en los estudios de Ataxias Hereditarias, en la provincia de Holguín.  

Con solo 38 años de edad, recibió la Orden Carlos J. Finlay, máxima distinción que otorga el Consejo de Estado de este país en el campo de las investigaciones científicas.

Cada regreso a su Puerto Padre es una recarga de energías para emprender nuevas metas en el largo camino de las Neurociencias.

(Foto y Video de Cynthia Avello Rodríguez)

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *