Fidel: Desafiador de lo imposible

Opinión

Fidel es ese gigante al que un día tuve el privilegio de abrazar, como lo hicieron cientos de miles, millones de hombres y mujeres, a lo largo de estos años.

Fidel es artífice de cada progreso de la gente humilde, y buena. Fidel es verbo pulcro, directo. Fidel siempre al lado del pueblo para decirle la verdad, para instarlo a resistir pese a la adversidad, para enseñarnos a las mujeres a cocinar con aparatos modernos, para decirnos que dejaba los puestos al frente del país y convertirse en soldado de las ideas.

Nada faltó en su mensaje llano, de padre bueno, de guía auténtico. Lo mismo en medio de un ciclón, que en festejos ahí estaba él, de verde olivo impecable con el dedo erguido señalando el futuro desde un presente de luchas, con natural sonrisa, pegando la mejilla a la obrera, la niña o la profesional, extendiendo la mano al negro carbonero, al intelectual, al cubano común.

Orador sin igual hacía temblar cualquier cumbre, y con palabras enérgicas expresaba el sentir de los pueblos, solo él podía hacerlo tan bien.

Llevaba sobre sí un largo historial que le permitía exigir, denunciar, pero no desde el banco pasivo, si no desde el sitio de los luchadores.

Hasta los mismos yanquis tenían que escucharlo. El Comandante Fidel tenía el don de acaparar los titulares de cualquier medio, privado o estatal, su excelsa figura signaba las pantallas y primeras planas con un poder singular que solo alguien como él podía hacerlo.

Desafiador de lo imposible, Fidel ganó los grados de Comandante, en los días y las noches de la lucha armada, en la Sierra.

Cada paso por la historia tiene impregnada su mágico andar, no hay un momento de cubanas y cubanos desde el siglo pasado, en el que falte su hálito.

Gladiador de la vida, nos mostró que a cada circunstancia hay que ponerle el pecho y crecerse, que nada ni nadie puede entorpecer la marcha victoriosa de los ideales justos.

(Imagen de Archivo)

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *