Festejar la cultura detrás del telón

Culturales

Las Tunas. – Telones, cuerdas y contrapesos son para él subordinados fieles, desde el guión descubre los movimientos que acompañan cada despliegue en escena de los actores.

Al frente, pero a unos cuantos metros, el sonidista busca el efecto preciso, el tema que refuerza expresiones faciales y corporales, que predispone al público a la risa o al llanto.

Para ella es diferente, tras un buró de museo recibe, solicita a quien llega a la institución; algunos rostros ya son habituales y con la mirada le agradecen su simpatía, otros llegan por primera vez, pero no dejan de notar su calidez humana.

Muchas son las personas que fuera de los reflectores contribuyen al espectáculo cultural. Sus nombres son los que la mayoría de las veces no llegamos a leer, quizás porque se pierden en la maraña de agradecimientos, o sencillamente no nos suenan de algo más.

Pero están allí, a cada paso, casi imperceptibles y aun así son parte imprescindible de la obra, el buen soporte del cuadro, el alma entregada que, desde el piso hasta el caballete de la edificación, constituye soporte y ornamento discreto.

Y aunque algunos amen el anonimato es oportuno como consumidores del producto artístico agradecerles también a ellos la vitalidad cultural que nos regalan los dueños de los nombres que sí conocemos y les deben buena parte de su suerte y su éxito.

Llegue así nuestro agradecimiento a esos trabajadores de la cultura que son los héroes de la cotidianidad y el detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *