Vítores de pueblo bravío en entrada triunfal

Destacamos

La historia humilde del pueblo asentaba entre vítores la entrada triunfal a La Habana de la Caravana de la Libertad. Barbudos, junto al excepcional líder se entrelazaban y en alegría colectiva sellaban aquel 8 de enero de 1959 el paso por la Isla.

Fidel, Camilo…constelación del andar provechoso en las montañas auguraban el camino de soberanía definitiva y emprenderían la construcción de una mejor sociedad de la mano del obrero, del intelectual, del universitario; del negro y del blanco; del cubano. 

El Comandante de la barba, crecida entre las lomas guerrilleras, el de la ingle de varón y desafiador de la muerte, ese día vaticinaba el largo hacer de la obra que echaba a andar y presagiaba los días por venir, tan duros como los que llevaron a la victoria.

La paloma, en su hombro, la presencia de los hijos agradecidos de tantos que no habían llegado al gran día porque su sangre era abono necesario, revelaban los nuevos 8 de enero que  vendrían como cuño de la fertilidad de 1959.

Vuelven con la misma nitidez  las imágenes de la entrada de Fidel a La Habana, tras recorrer más de 3 mil kilómetros y son la expresión suprema de que nada detendrá la marcha de la historia.

(Imagen de Archivo)

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *