Misioneros de solidaridad en Zona Roja

Mi gente

Desde el mismo instante en que declararon Zona Roja, en la comunidad de El Boquerón, ellas y ellos, profesores de Educación Física, no vacilaron un segundo y asumieron el rol de mensajeros.

Bastó la convocatoria de sus administrativos, para asumir con responsabilidad la misión; en algunos casos la espontaneidad y voluntarismo les acercó a los delegados de las demarcaciones 1 y 10, en el consejo popular 1, de la ciudad villazulina.

Sus nombres, comunes, transmiten la pureza del alma y la grandeza de servir a quien lo necesita, que va más allá del deber, es gesto de felicidad. Van de casa en casa, a pie o en bicicleta, proveen de alimentos, medicinas y agilizan trámites a vecinos, quienes tras las puertas agradecen.

Unas 680 viviendas reciben el servicio de estas personas, cuyo altruismo trasciende en tiempos en los que la Covid-19 acecha en esa comunidad, donde se notificaron en la primera quincena 3 casos positivos, los cuales generaron contactos y sospechosos, dispersos en la zona.

Ante tanta bondad, la reverencia es forma suprema de gratitud dentro y fuera de la Zona Roja.

(Foto tomada del perfil de Facebook de la Asamblea Municipal del Poder Popular)

Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *