Integración generacional, equilibrio sensato en la dinámica humana

Opinión

Una publicación que circula en Facebook, del célebre periodista y escritor Uruguayo Carlos Galeano, afirma que las personas de 50 años nos caímos del mundo y ahora no sabemos por donde entrar.

En esencia, el artículo refiere un cambio brusco en los estándares de vida que afecta el orden social establecido e instituye modelos de actuación difíciles de asumir para un sector importante de la población.

De manera genial el catedrático establece un paralelo entre viejas y nuevas costumbres, sin negar las ventajas de un acelerado desarrollo que nos obliga a reinventar patrones en el intento vano por adaptarnos a un mundo con demasiados matices virtuales.

Lo que sucede hoy en Cuba con los precios puede graficar por analogía, el entramado conceptual del escrito.

El alza incontenible en los importes de productos de primera, segunda, tercera y hasta de ninguna necesidad, es asunto que mantiene el sello de irracional por lo absurdo.

Descifrar matices de semblantes al escuchar de precios es tarea difícil. Los ves transitar de la incredulidad al enfado pasando por  angustia al sentirse incómodos en una sociedad a la que hacen aportes indudables.

Las personas de 50 años o más pujan por encajar en un mundo que invirtió los patrones y ahora los reinventa cual zapato cuando pasa de moda.

Como una maquinaria donde cada pieza encaje de manera perfecta debería funcionar la integración entre viejas y nuevas generaciones en virtud de equilibrio sensato en la dinámica humana. Esa si sería la combinación perfecta.

Niuvis Ivón Torres González
Niuvis Ivón Torres González

Licenciada en Comunicación Social reorientada al Periodismo. Directora de Radio Libertad y de Regreso a los Molinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *