Discriminación positiva, ¿innecesaria en Cuba?

Destacamos Opinión

Discriminación positiva es un término de muy reciente manejo y la Wikipedia lo define como acción afirmativa que hace referencia a aquellas actuaciones dirigidas a reducir las prácticas prejuiciadas en contra de sectores históricamente aislados. 

La expresión cobra vida en este mes de celebración en torno al 8 de marzo, al ser precisamente las mujeres, uno de los grupos poblaciones más proclives  a éste tipo de exclusión.

Es bastante común escuchar en los medios de comunicación, términos que buscan un lenguaje inclusivo y solo alcanzan a reafirmar cuán lejos estamos de conseguirlo.

“Ser mujer no es impedimento para su desarrollo”, “Con el apoyo de su esposo pudo conseguirlo”, “Ella se comporta como si fuera un hombre”, son expresiones que encierran un alto contenido discriminatorio, aunque tengan la intención contraria.

Es muy difícil no sentir cuando menos asombro, al escuchar cómo se pone en duda la feminidad al preguntar: ¿tienes una piel muy blanca, es muy difícil con tu profesión? ¿mantenerte tan bella compite con el trabajo de agricultora?

Mucho más lamentable es observar a las mismas mujeres hacerse víctimas de discriminación al aceptar como apoyo lo que debería ser responsabilidad compartida con relación a las labores hogareñas y el cuidado de los hijos.

Resulta por demás paradójico que la mayoría de las mujeres empoderadas en cargos decisorios en la sociedad sean víctimas de alguna de las formas de exclusión cuando llegan a casa.

La puesta en práctica de políticas de discriminación positiva en determinados países, busca promover la igualdad entre hombres y mujeres a través de ciertos privilegios concedidos al género femenino.

Y aunque en Cuba nos pudiera parecer innecesario preocuparnos por tales asuntos al pensar que es algo resuelto, la realidad nos orienta hacia otras inquietudes. 

Equipar roles y romper con tabúes sociales que ubican a la mujer como el sexo débil, es asignatura pendiente. Aspirar a la igualdad efectiva deberá ser objetivo supremo de la sociedad en su conjunto.

Niuvis Ivón Torres González
Niuvis Ivón Torres González

Licenciada en Comunicación Social reorientada al Periodismo. Directora de Radio Libertad y de Regreso a los Molinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *