Presión del pueblo libera a Moncadistas

Fidel por siempre
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

La efervescencia popular obligaba aquel 15 de mayo de 1955 al dictador Fulgencio Batista a abrir las rejas y liberar a los moncadistas. Habían transcurridos 22 meses de encierro cuando las ideas rompieron los barrotes.

Ese día se firmaba la ley de amnistía y asentaba el apoyo del pueblo a los jóvenes defensores de una Cuba mejor.

Con Fidel al frente, el grupo de hombres que había participado en uno de los sucesos más trascendentales de la historia patria salía del Presidio Modelo en Isla de la Juventud, sitio que por demás guardaba la presencia de Martí, recluido allí en el siglo anterior.

Aguardaban a los moncadistas, las dos heroínas de la acción en el oriente cubano, símbolos de la hidalguía femenina.

El ardiente recibimiento de Fidel por la multitud al salir del presidio evidenciaba su ascendente prestigio en el escenario político del país.

Se abría paso a una nueva lucha en virtud del triunfo definitivo. Los días posteriores al 15 de mayo de 1955 fraguaron en la nación el movimiento que tomaba el nombre de 26 de julio en alegoría a la gesta heroica del oriente cubano y Fidel exaltaba como el mejor discípulo de Martí para unir y triunfar.

Imagen tomada del sitio digital Radio Cadena Agramonte.

  •  
  •  
  •  
  •  
Rosa María Ramírez Reyes
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *