Maestro, gran pensador

Destacamos

“No hay más que un modo de vivir después de muerto. Haber sido un hombre de su tiempo o un hombre de todos los tiempos”. José Martí

Como un sol que desde la tierra esparce luz se sembraría para la eternidad, José Julián Martí Pérez, aquel 19 de mayo de 1895. Cabalgaba, tal cual insurrecto ansioso de la libertad plena de su amada Patria, entendía que era impostergable la entrega fértil en el campo de batalla, más allá de hacer con el pensamiento.

Tras el disparo, enmudecieron los campos y en la quietud de las palmas un alma inmortalizaba, porque solo el cuerpo podría caer al suelo. El “más puro de la raza”, como le calificara Gabriela Mistral, no le temía a la muerte, porque ella no es verdad cuando se ha obrado bien.

Martí, desde adolescente sintió sobre su piel la furia enemiga, había consolidado su creación en virtud de la unión y de la independencia. Mucho le quedaba por hacer todavía, su existencia era indispensable.

Nada escaparía a su genialidad, ni siquiera la cercanía de la muerte, el día antes en carta a su amigo Manuel Mercado, cuyo texto es testamento político, apuntaba: “…Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber…..”.

A 126 años de su caída en Combate, emerge entre rosas blancas y la bandera de la estrella solitaria, es ideología imprescindible para continuar la marcha porque “El amor, madre, a la Patria no es el amor ridículo a la tierra, ni a la yerba que pisan nuestras plantas; es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca“

Imagen de archivo.

Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *