Guarismos de voluntad con fuerza de millones

Opinión

Cuba vive los días más tristes desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Las escalofriantes cifras impactan con fuerza en cada uno de los habitantes de ésta isla caribeña

No obstante y en medio de la tensa situación, Cuba emerge del dolor para dar otra demostración al mundo de solidaridad y altruismo, ésta vez desde sus propias entrañas.

Cegados por sombrías ambiciones, algunos aprovechan las difíciles circunstancias para pedir intervenciones humanitarias en Cuba. Acaso olvidan que en ésta isla bloqueada sobran los ejemplos de cómo crecerse ante la adversidad para brindar ayuda a otros.

Que en más de 55 países nuestros profesionales de la salud ofrecieron el corazón y desafiaron la muerte; con humanismo multiplicado regresaron de esas misiones y hoy le ponen el pecho a la pandemia en el lugar de Cuba donde más se les necesite.

El mundo entero conoce las limitaciones con las que enfrenta Cuba ésta emergencia sanitaria. Por fortuna sabe también de causas y responsables.

La falta de alimentos, medicinas, insumos y combustible que afecta al pueblo cubano tiene raíces en un genocida bloqueo, arreciado cruelmente en medio de la pandemia.

Cómo alguien preguntó recientemente: Donde estaban esas voces que piden intervenciones en Cuba, cuando Estados Unidos impidió la entrada de un buque proveniente de China con insumos para enfrentar la covid 19 y ayudar al pueblo cubano.

Dónde estaban cuando Trump prohibió la ayuda monetaria a las familias en la isla; cuando recrudeció una política inhumana en medio de una crisis mundial.

La principal ayuda humanitaria para todos los cubanos sería la eliminación total del Bloqueo.

No necesitamos ningún corredor humanitario oportunista con ribetes claroscuros de política.

Con todas las limitaciones Cuba exhibe un manejo cuando menos, honorable de la pandemia, actuación de la que no pueden presumir muchos países desarrollados, entre ellos Estados Unidos, con todos los recursos a mano.

Es triste hablar de estadísticas cuando se trata de vidas humanas, pero de vez en cuando son necesarias para hacer gráficas visuales a los que pecan de ingenuos y se dejan utilizar.

Debemos pedir ayuda humanitaria en la Florida donde habitan alrededor de 22 millones de personas y ya murieron por coronavirus más de 37 mil?.

O para Miami Dade con algo más de 2 millones de habitantes y 6 472 muertes contabilizadas hasta hoy.

Para Madrid, Río de Janeiro, Chile, que exhiben números de decesos en más de 2 por ciento de los casos confirmados.

Y aquí está Cuba, erguida frente al mundo por más de un año de contingencia sin llegar al colapso de un Sistema de Salud deprimido por el bloqueo y que en los momentos más tristes, presenta 0.65 por ciento de muertes entre los casos confirmados.

Duele y mucho la situación de hospitales y centros de aislamiento, la escasez, el desabastecimiento. Hay luto en el alma de la Patria por cada vida que se pierde.

Pero duele también, ver como en las redes sociales los algoritmos adquieren hoy las tonalidades oscuras de un campo de batalla minado por el odio y el oportunismo en una parte. Por suerte en la otra, palpitan guarismos de voluntad con fuerza de millones.

Imagen de archivo.

 

Niuvis Ivón Torres González
Niuvis Ivón Torres González

Licenciada en Comunicación Social reorientada al Periodismo. Directora de Radio Libertad y de Regreso a los Molinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *