Fin a la polio, compromiso con la vida

Destacamos Últimas publicadas
De muy pequeña escuchaba en familia que no habían conocido hermanos y tíos porque la poliomielitis les había arrebatado las vida. Me inquietaba el primo alegre que siempre andaba en triciclo o silla de ruedas por una hemiplejia debido a esa enfermedad.
Con los años entendí que en esos tiempos de padecimiento no había al alcance una vacuna, como la que tuve, antes de los 3 años y luego en reactivación a los 9.
Es suerte de quienes nacimos luego del triunfo de la Revolución, que se dedicó a la salud de los suyos y erradicó esa y otras dolencias desgarradoras.
Cada año en varias etapas se gesta la inmunización contra la Poliomielitis, entidad que se erradicó en Cuba, con certificación de la Organización Panamericana de la Salud en 1995.
Activistas de las organizaciones de masas en los barrios y equipos básicos de salud, administran las dosis orales de la vacuna cubana. Expertos señalan que la polio no tiene cura, pero puede prevenirse con la vacunación.
El Día Mundial contra la Polio ofrece una oportunidad para renovar el compromiso de la erradicación mundial y asegurarse que este virus no vuelva a las Américas.
Fin a la polio es un compromiso con la vida, por eso hoy es un día para apoyar acciones a favor de su erradicación a nivel mundial.
Imagen de archivo.
Rosa María Ramírez Reyes

Máster en Ciencias de la Comunicación, con mención en Periodismo. Seducida por «el mejor oficio del mundo», desde 1995 destaca las historias de vida y los hechos que relatan el hacer de nuestra gente. Los premios y reconocimientos, en su esencia, tienen la pasión por el ejercicio de la profesión. Enseñar a nuevas generaciones también es encargo que asume.

https://cronicasdelpuerto.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *